Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de reparación de hernia inguinal (pediátrica)

A su hijo le han hecho una operación llamada reparación de hernia inguinal. Una hernia, también conocida como “ruptura”, se produce a causa de un debilitamiento o desgarro en la pared del abdomen. Una hernia inguinal tiene el aspecto de una protuberancia o abultamiento en la ingle del niño a causa de la presión que ejerce el intestino sobre la zona debilitada. Durante la cirugía, el médico le hizo una pequeña incisión al niño para reparar y reforzar la zona afectada. A continuación se dan instrucciones para el cuidado del niño después de la operación.

Cuidados en la casa

  • No arranque las tiras de cinta (Steri-Strips) utilizadas para cerrar la herida quirúrgica del niño. Estas tiras se desprenderán por sí mismas al cabo de una semana aproximadamente. Si las tiras aún no se han desprendido después de 10 días, puede arrancarlas. Si se utilizó pegamento quirúrgico, éste se caerá por su propia cuenta dentro de los 5-10 días siguientes.

  • Durante los primeros 3 días después de la cirugía, lave al niño utilizando sólo una esponja húmeda. A partir de entonces, el niño podrá bañarse o ducharse normalmente.

  • Durante 7 días después de la cirugía, no permita que el niño realice ningún tipo de actividad sentado a horcajadas, como por ejemplo montar en bicicleta, en triciclo o a caballo.

  • Limite la actividad del niño a actividades tranquilas durante 48 horas después de la cirugía. Una vez transcurrido ese período, el niño podrá reanudar la mayoría de sus actividades normales, como ir a la escuela o a la guardería, pero deberá evitar los deportes bruscos durante una semana.

  • Permita que el niño coma y beba normalmente.

  • Dele medicamentos contra el dolor si los necesita. Al cabo de 2 días, el niño deberá tener poco o ningún dolor.

  • Es normal que haya algo de hinchazón en la zona operada durante los primeros días después de la cirugía.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

 

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si el niño muestra cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Señales de infección en la zona de la herida (como enrojecimiento, supuración, calor o dolor)

  • Dificultad para orinar

  • Fiebre de más de 100.4°F o escalofríos temblorosos

  • Vómito o náuseas que no se alivian

  • Hinchazón excesiva del escroto (en los varones)

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.