Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para la craneosinostosis

A su bebé le han diagnosticado una craneosinostosis. Esto ocurre cuando los huesos del cráneo de su hijo se unen o fusionan prematuramente. El cráneo de un bebé recién nacido está formado por huesos separados que aún no se han fusionado. La separación de los huesos permite que el cráneo se expanda a medida que crece el cerebro. Normalmente, la fusión completa de los huesos tiene lugar al final de la adolescencia. Si los huesos se fusionan demasiado pronto, el crecimiento del cerebro puede verse restringido, lo cual puede producir problemas de desarrollo y, a veces, convulsiones. A su bebé le han hecho una operación para abrirle los huesos fusionados y crear espacio para el crecimiento del cerebro. A continuación se dan instrucciones para el cuidado en la casa después de la cirugía.

Cuidados de la incisión

  • Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica acerca de la manera más adecuada de colocar al bebé para dormir mientras se cura la incisión.

  • Lávele la incisión a su bebé con jabón suave y agua. Séquesela con palmaditas suaves con una toalla.

  • No aplique aceites, lociones o cremas en la incisión, a menos que el médico de su bebé le indique que lo haga. Estas cremas pueden debilitar las estructuras y hacer que se abra la herida.

  • No sumerja la incisión en agua.

  • Evite la exposición de la incisión al sol como mínimo durante 6 meses después de que le quiten las suturas. Su bebé deberá utilizar un gorro, bufanda o bloqueador solar.

Actividad

  • No permita que su bebé haga actividades que pongan presión sobre la incisión o puedan hacer que ésta se abra.

  • Quite los muebles bajos que tengan aristas o esquinas agudas, como las mesas de centro, para evitar posibles heridas en la cabeza.

  • Gire suavemente la cabeza del bebé de lado a lado 4 veces al día para ayudar a prevenir la rigidez del cuello.

Otros cuidados en la casa

  • Alimente a su bebé con la dieta habitual.

  • Evítele los esfuerzos, el calor, el estrés y la fatiga.

  • Evite que su bebé se rasque, arañe o apriete el área de la incisión. Si es necesario, póngale manoplas o medias en las manos.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar al médico de su bebé

Llame al médico de su bebé inmediatamente si nota que tiene cualquiera de estos síntomas:

  • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4 ° ​​F (38.0 º C) o más.

  • En niños de 3-36 meses, una temperatura rectal de 102 ° F (39.0 º C) o más.

  • En un niño de cualquier edad que tiene una temperatura de 103 ° F (39.4 º C) o más.

  • Una fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años o durante 3 días en un niño mayor de 2 años.

  • Una convulsión causada por la fiebre.

  • Separación de la piel en el área de la incisión.

  • Supuración, enrojecimiento, calor o hinchazón en el área de la incisión.

  • Somnolencia inusual.

  • Debilidad en los brazos o las piernas.

  • Dolores de cabeza o problemas de visión.

  • Convulsiones

  • Vómito

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.