Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para una cesárea

A usted le han hecho una cesárea. Durante este procedimiento usted dio a luz a su bebé a través de una incisión quirúrgica en el abdomen y en el útero. La recuperación completa después de una cesárea puede ser lenta. Es importante que se cuide, no sólo por su propio bien, sino también porque su bebé la necesita. Estos son algunos consejos para seguir en su casa.

Cuidado de la incisión

  • Dúchese cuando lo necesite y séquese la zona de la incisión dando palmaditas suaves.

  • Observe la incisión para ver si tiene señales de infección, como un mayor enrojecimiento o supuración.

  • Apoye una almohada contra la zona de la incisión si le da risa o empieza a toser, y también mientras se pone de pie después de estar sentada.

  • Recuerde que la incisión de una cesárea puede tardar hasta 6 semanas en cicatrizar.

Actividad

  • No intente cuidar a ninguna otra persona excepto a su bebé y a usted misma.

  • Recuerde que mientras mayor sea su nivel de actividad, más probabilidades existen de que se produzca sangrado.

  • Repose mucho. Duerma la siesta por la tarde.

  • Aumente su nivel de actividad de forma gradual.

  • Planifique sus actividades de manera que no tenga que subir o bajar escaleras más de lo estrictamente necesario.

  • Haga ejercicios postoperatorios de respiración profunda y tos. Pídale instrucciones a su médico.

  • No levante nada que pese más que su bebé hasta que el médico le indique que puede hacerlo.

  • No maneje un automóvil hasta que el médico le diga que puede hacerlo.

  • No tenga relaciones sexuales hasta que haya hecho una visita de control con su médico y haya escogido un método anticonceptivo.

  • No se bañe sumergiéndose en la bañera ni se haga lavados vaginales o use tampones durante 4 semanas.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si nota cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre de 100.4°F o más

  • Enrojecimiento, dolor o supuración en la zona de la incisión

  • Expulsión recurrente de coágulos sanguíneos (del tamaño de una moneda de 25 centavos o mayores) por la vagina

  • Sangrado que requiere una nueva toalla sanitaria cada hora

  • Dolor intenso en el abdomen

  • Dolor al orinar o deseo urgente de orinar

  • Dificultad para orinar o para vaciar la vejiga

  • Falta de evacuación al cabo de una semana de haber dado a luz

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.