Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Instrucciones de alta para la bronquiolitis (pediátrica)

A su hijo le han diagnosticado bronquiolitis, una infección pulmonar causada por un virus. Los niños menores de 2 años son más propensos a contraer bronquiolitis. Por lo general, comienza como un catarro y luego empeora. Algunos niños que tienen bronquiolitis son hospitalizados porque necesitan que se les administre oxígeno para respirar o porque están deshidratados y necesitan más fluidos. Estas instrucciones le ayudarán a cuidar al niño.

Cuidados en la casa

  • Déle a su hijo mucho líquido para prevenir la deshidratación. Pídale al médico del niño que le indique cuál es la cantidad apropiada.

  • Pregúntele a su médico si un nebulizador de vapor frío ayudará a su hijo a respirar mejor. Si usa uno, asegúrese de limpiarlo todos los días.

  • Utilice una pera de goma de aspiración para extraer la mucosidad de la nariz de su hijo. Pida a su médico o a la enfermera que le muestre cómo deberá usar la pera de goma en la nariz del niño si usted no sabe hacerlo.

  • No fume ni permita que nadie fume cerca de su hijo.

  • Recuerde que la respiración con silbidos y la tos de una bronquiolitis podrían durar varias semanas después de que su hijo haya sido dado de alta. Preste atención a la manera como respira su hijo para reconocer si los síntomas han mejorado o empeorado.

  • Dele a su hijo todos los medicamentos exactamente como le indiquen.

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique el personal médico.

Cuándo debe obtener atención médica

Llame al 911 de inmediato si el niño tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Pérdida del conocimiento (desmayo)

  • Labios azulados

  • Dificultad para respirar, o ha dejado de respirar

En otros casos, llame al médico de inmediato si nota que el niño tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Respiración con silbidos que empeora

  • Respiración acelerada (más de 60 respiraciones por minuto)

  • Respiración irregular, observable en el uso de los músculos abdominales o pectorales para respirar.

  • Palidez

  • Vómito

IMPORTANTE: Si su hijo tiene dificultad para respirar, llame de inmediato al 911 (emergencias).

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.