La sarna - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sarna

La sarna es una infección causada por ácaros que horadan la piel. Estos ácaros, llamados Sarcoptes scabiei, son diminutos y provocan una picazón muy intensa. Si bien los que más comúnmente se infectan son los niños, cualquier persona puede tener sarna. Los ácaros de la sarna pueden pasar de una persona a otra a través del contacto físico cercano. También pueden transmitirse por medio de ropa, toallas y sábanas compartidas. La infección por sarna no suele ser peligrosa, pero es molesta. Dado que es tan contagiosa, debe tratársela de inmediato para evitar que la infección se propague.

Dorso de la mano con salpullido entre los dedos.

Síntomas

Los síntomas de la sarna aparecen entre cuatro y seis semanas después de la infección en un niño o un adulto que nunca ha tenido sarna antes. Si el niño o el adulto ya se había infectado, tendrá síntomas mucho antes, al cabo de entre uno y cuatro días. Los signos de la infección por sarna pueden incluir:

  • Picazón intensa, especialmente por la noche o después de un baño caliente.

  • Irritaciones de la piel que se ven como urticaria, picaduras de insectos, granitos o ampollas, en especial, en las zonas más cálidas del cuerpo (como entre los dedos, en las axilas y en los pliegues de las muñecas, los codos y las rodillas).

  • Llagas en el cuerpo provocadas por rascarse (las llagas pueden infectarse).

  • Estrías generadas por los ácaros que se desplazan por debajo de la piel, lo que se ve como líneas debajo de la superficie de la piel.

Tratamiento de la infección por sarna

Las infecciones por sarna suelen tratarse con una loción recetada que mata los ácaros. La loción debe aplicarse en todo el cuerpo, desde el cuello hacia abajo (incluidas las palmas de las manos, las suelas de los pies y debajo de las uñas). La loción debe dejarse aplicada por entre ocho y 14 horas. En algunos casos, es necesaria una segunda aplicación de la loción una semana después de la primera. Los medicamentos funcionan rápidamente, pero la mayoría de los niños y adultos siguen teniendo un salpullido con comezón por semanas después del tratamiento. Las marcas en la piel que deja la sarna suelen desaparecer en una o dos semanas, pero, a veces, demoran algunos meses en irse.

¿Cómo prevenir la propagación de la infección?

Para evitar la reinfección y la propagación de la sarna a otros, siga estas instrucciones:

  • Puede que sea necesario tratar a todos los integrantes de la casa que se hayan expuesto a la sarna, ya sea que tengan síntomas o no. Hable con su médico.

  • Lave las toallas, la ropa, las sábanas, los juguetes de tela y demás elementos personales de la persona infectada con agua jabonosa caliente. Seque todos estos objetos muy bien. No los comparta con otros integrantes de la familia. 

  • Para aquellos elementos que no pueden lavarse, guárdelos en bolsas plásticas selladas por dos semanas.

  • Pase la aspiradora por pisos y muebles. Después, deseche esa bolsa de aspiradora.

  • Si su hijo se ha infectado, informe en su escuela y a las demás personas que cuiden de él para que revisen y traten a los demás niños si es necesario.

  • Si su hijo se ha infectado, no lo envíe a la guardería o a la escuela hasta la mañana siguiente a haberle hecho el tratamiento contra la sarna.

  • Advierta a los niños que no compartan elementos tales como la ropa y las toallas con otros niños.

  • NO rocíe productos químicos ni pesticidas en su casa, ya que eso puede ser peligroso para la salud de su familia.

 

Cuándo debe llamar al médico

Llame al médico si:

  • La persona infectada tiene fiebre, líneas rojas, dolor o hinchazón en la piel.

  • Las llagas empeoran o no se curan.

  • Aparecen nuevos salpullidos o la picazón continúa por más de dos semanas después del tratamiento.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.