Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La infección por rotavirus en los niños

El rotavirus es un microbio que infecta el intestino delgado. La infección por rotavirus ocurre más frecuentemente en los meses de invierno. Es muy común, y es la causa principal de diarrea en los niños. También es muy contagiosa, ya que sólo se necesitan unos pocos microbios para transmitir la infección. La mayoría de las infecciones por rotavirus no son graves y duran sólo unos días, pero implican el riesgo de deshidratación o pérdida de agua del cuerpo.

Un niño y una niña lavándose las manos.

Síntomas comunes de infección por rotavirus

  • Fiebre de más de 100.5°F

  • Diarrea líquida

  • Dolor o cólicos en el vientre

  • Náuseas y vómito

Tratamiento

La mayoría de los casos de rotavirus se alivian sin necesidad de tratamiento. (Los antibióticos NO sirven para combatir las infecciones víricas.) El objetivo del tratamiento es hacer que el niño esté cómodo y prevenir la deshidratación. Los siguientes consejos pueden ser útiles:

  • No le dé al niño medicamentos sin receta contra la diarrea, ya que pueden ser peligrosos.

  • Asegúrese de que el niño guarde mucho reposo.

  • De ser posible, dele al niño pequeños sorbos de agua o trozos de hielo picado para que los derrita en la boca.

  • Dele al niño 3 cucharaditas de una solución rehidratante (como Pedialyte, Infalyte, o Kaoelectrolyte) cada 10 minutos hasta que cesen los vómitos y pueda retener una mayor cantidad de líquido. Evite las “bebidas para deportistas”, ya que no contienen la combinación adecuada de agua, azúcar y sales minerales, y pueden empeorar los síntomas.

  • No le dé comida al niño hasta que hayan transcurrido varias horas desde que dejó de vomitar. Cuando el niño sea capaz de comer, dele alimentos suaves como bananas, arroz, puré de manzanas o pan tostado.

  • No le dé ningún tipo de medicamentos al niño a menos que se los haya recomendado el médico.

  • No le dé al niño productos lácteos, ya que pueden agravar los vómitos y la diarrea.

Cómo prevenir la infección por rotavirus

Las siguientes precauciones pueden ayudar a reducir las probabilidades de que usted o su niño contraigan una infección por rotavirus o la transmitan a otros.

  • Lávese las manos a menudo con agua caliente y jabón, especialmente después de ir al baño o cambiar el pañal del niño, y antes de preparar la comida, servirla o sentarse a comer.

  • Lave la ropa sucia sin demora.

  • Desinfecte las zonas que puedan estar contaminadas lavándolas con un producto que contenga cloro (lejía).

  • Utilice pañales que tengan una capa exterior impermeable, o ropa interior de plástico.

  • Si su niño está enfermo, no lo lleve a la guardería.

  • Evite que el niño tenga contacto con personas enfermas.

  • Mantenga limpias las áreas donde prepara la comida.

  • Dígale al niño que se lave las manos a menudo, sobre todo antes de comer.

 Obtenga atención médica de inmediato si el niño sano:

  • En un bebé menor de 3 meses, una temperatura rectal de 100.4 ° ​​F (38.0 º C) o más.

  • En niños de 3-36 meses, una temperatura rectal de 102 ° F (39.0 º C) o más.

  • En un niño de cualquier edad que tiene una temperatura de 103 ° F (39.4 º C) o más.

  • Una fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años o durante 3 días en un niño mayor de 2 años.

  • Una convulsión causada por la fiebre.

  • Hace más de 6 horas que vomita y tiene diarrea.

  • Tiene diarrea sanguinolenta.

  • Está aletargado.

  • Tiene dolor de estómago muy fuerte.

  • No logra retener ni siquiera pequeñas cantidades de líquido.

  • Muestra señales de deshidratación, como orina muy oscura o escasa, sed excesiva, boca seca o mareo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.