Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Meningitis bacteriana

La meningitis bacteriana es una infección de la membrana y el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal. Se trata de una enfermedad muy grave que ataca y se propaga con gran rapidez por todo el cuerpo y puede tener efectos muy graves a largo plazo. La meningitis puede incluso causar la muerte, por lo que es de importancia vital que actúe rápidamente y obtenga ayuda médica si cree que usted o su niño pueden haberla contraído.

Mujer con un bebé en brazos y hablando por teléfono. Síntomas de meningitis

La meningitis bacteriana debe tratarse lo antes posible. Llame de inmediato al 911 o a los servicios de emergencia si usted o su niño tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre superior a 100.5°F con alguno de los siguientes síntomas:

    • Dolor de cabeza grave que no desaparece

    • Cuello rígido (espalda o cuello arqueado en los bebés)

    • Náuseas o vómitos con dolor de cabeza

    • Somnolencia; dificultad para despertarse

    • Irritabilidad; no le gusta que lo toquen

    • Erupción con moretones o manchas en la piel

    • Sensibilidad a la luz

Nota: Si un recién nacido o un bebé se muestra muy irritable, somnoliento o apenas come, llévelo al médico de inmediato.

Diagnóstico de la meningitis

Entre las pruebas que pueden hacerse para diagnosticar la meningitis bacteriana se encuentran las siguientes:

  • Punción espinal: se toma una muestra del líquido espinal de la parte inferior de la espalda para ver si hay señales de meningitis. Esta es la prueba definitiva para el diagnóstico de la meningitis.

  • Pruebas de diagnóstico por imagen: entre estas pruebas se encuentran las radiografías y la tomografía computarizada (TC) para examinar las áreas donde hay hinchazón e inflamación.

Tratamiento de la meningitis bacteriana

Un niño o un adulto que tenga meningitis bacteriana deberá permanecer en el hospital. Le administrarán antibióticos por vía intravenosa (IV) mediante un tubo que introduce los medicamentos directamente en la sangre. Su médico le podría recomendar un tratamiento para las complicaciones de la meningitis, como por ejemplo la extracción del líquido infectado en los senos nasales o alrededor del cerebro.

Prevención

Para ayudar a prevenir la meningitis bacteriana:

  • Asegúrese de que el niño haya recibido todas las inmunizaciones rutinarias.

  • Pregúntele al médico si usted o su niño deberán vacunarse contra la gripe, la pulmonía o la meningitis.

  • Llame al médico de inmediato si usted o su niño han estado en contacto con una persona que tiene meningitis.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.