Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Piojos (pediculosis)

Los piojos son insectos muy pequeños que viven en el cabello. Infectarse con piojos es muy común en los niños en edad escolar, pero cualquier persona, incluso los adultos, puede tener piojos. Los piojos no viven en las mascotas y no pueden saltar, volar ni caminar por el suelo. Pero, se pasan fácilmente de un niño a otro a través del contacto cercano y por medio de la ropa, las sábanas, los cepillos y los peines, los sombreros y los juguetes. La pediculosis (infección con piojos) no es peligrosa, pero, en ocasiones, puede ser difícil de tratar. Es muy contagiosa y debería tratarse de inmediato para evitar que la infección siga propagándose.

Mujer y niños en un aula.

Síntomas de la pediculosis

Los piojos son tan pequeños y se mueven tan rápido que es difícil verlos. Ponen unos huevos llamados liendres. Las liendres son muy pequeñas, de un color blanco perlado y tienen forma de gota. Suelen encontrarse pegadas al cabello cerca del cuero cabelludo, detrás de las orejas y en la línea capilar en la nuca. Otros signos de pediculosis pueden incluir:

  • Picazón e irritación del cuero cabelludo.

  • Sensación de cosquilleo o de que algo se mueve por el cabello.

  • Llagas en el cuero cabelludo causadas por rascarse.

  • Glándulas inflamadas en la parte posterior del cuello debido a picaduras infectadas.

Cómo tratar la pediculosis

  • Pídale a su médico o su farmacéutico que le recomienden un champú, una crema o una loción para combatir la pediculosis. Siga las instrucciones del producto para utilizarlo.

  • Peine el cabello de su hijo con el peine especial que viene con el producto o que le haya recomendado su médico o su farmacéutico para quitarle las liendres. Enjuagarle el cabello con vinagre blanco destilado puede hacer que las liendres sean más fáciles de ver.

  • Después de una semana, revise al niño para ver si tiene más liendres. Siga las instrucciones del producto y pregunte a su médico si es necesario que repita el tratamiento.

  • Revise a los demás integrantes de la familia para ver si tienen piojos.

  • Lave las toallas, la ropa, las sábanas, los juguetes de tela y demás elementos personales de su hijo con agua jabonosa caliente. Séquelos con calor fuerte.

  • Lave todos los peines y cepillos de su hijo con agua jabonosa muy caliente.

  • Para aquellos elementos que no pueden lavarse, guárdelos en bolsas plásticas selladas por dos semanas.

  • Pase la aspiradora por pisos y muebles. Después, deseche esa bolsa de aspiradora.

  • Informe en la escuela de su hijo y a demás personas que cuiden de él para que revisen a los otros niños.

  • No envíe al niño a la guardería o a la escuela hasta la mañana siguiente a haberle hecho el tratamiento contra los piojos.

  • NO rocíe productos químicos ni pesticidas en su casa, ya que eso puede ser peligroso para la salud de su familia.

Cuándo debe llamar al médico

No trate a su hijo por pediculosis a menos que esté segura de que tiene piojos. Dado que los piojos son insectos, la mayoría de los productos para eliminarlos tienen pesticidas. No debería exponer a su hijo a estas sustancias químicas a menos que sea necesario, dado que pueden irritarle los ojos y la piel. Llame al médico si:

  • No esta segura de que su hijo tenga piojos.

  • Su hijo tiene menos de dos años.

  • El tratamiento no logra eliminar los piojos.

  • Su hijo tiene llagas infectadas que empeoran o que no sanan.

  • Su hijo tiene picazón o se rasca en otras zonas además del cuero cabelludo.

  • Tiene alguna pregunta sobre el problema o el tratamiento de su hijo.

Prevención

Para ayudar a prevenir la propagación de los piojos:

  • Advierta a su hijo que no comparta cepillos, sombreros ni ropas con otros niños.

  • Haga que su hijo evite el contacto físico con otras personas que tengan piojos hasta tanto la persona se haya tratado.

  • Examine a su hijo después de que haya estado en contacto con alguien infectado con piojos.

Nota:Puede que lleve una semana después del tratamiento para que su hijo deje de sentir picazón. Su médico puede recomendarle que repita el tratamiento una semana después, pero su hijo puede regresar a la escuela o la guardería ya el día siguiente al tratamiento.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.