Deshidratación y la rehidratación en los niños - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La deshidratación y la rehidratación en los niños

La deshidratación se produce cuando una persona pierde más líquido del que toma. La mayor parte del cuerpo humano consiste en agua, y el organismo necesita conservar un buen balance de líquidos para mantenerse en buena salud. La fiebre, la diarrea, el vómito y el sudor pueden hacer perder mucho líquido. Los niños pequeños y los bebés tienen menos fluidos de reserva, por lo que la deshidratación puede ocurrir y agravarse muy rápidamente. La rehidratación es el proceso esencial de reintroducir en el cuerpo el líquido perdido para restaurar su funcionamiento normal. Mujer que le da a una niña un vaso de agua.

Señales de deshidratación

Observe si el niño presenta las siguientes señales de deshidratación (especialmente si tiene fiebre, diarrea o vómito):

  • Tiene la boca seca o tiene mucha sed

  • Moja menos de 6 pañales diarios en un día (bebé) o no orina durante 6 horas (niño)

  • Muestral un comportamiento agitado o nervioso

  • Tiene aspecto muy cansado o débil

Tratamiento de la deshidratación

Si sospecha que hay deshidratación, llame al médico. La deshidratación ligera puede tratarse en casa haciendo lo siguiente:

  • Lleve cuenta de la cantidad de líquido que toma el niño y la frecuencia con que orina.

  • Si se trata de un bebé enfermo, amamántelo o dele el biberón más a menudo pero durante menos tiempo.

  • Si el niño tiene vómito o diarrea, dele 2–3 cucharaditas de una solución oral rehidratante como Pedialyte, Infalyte o Kaoelectrolyte cada 10 minutos. Siga dándole la solución rehidratante hasta que el niño pueda beber una mayor cantidad de líquido sin vomitar ni evacuar el intestino.

  • Evite refrescos, té, jugo, caldo o “bebidas para deportistas” como Gatorade, ya que esto puede agravar los síntomas.

  • NO le dé al niño productos lácteos, ya que pueden agravar los vómitos y la diarrea.

  • NO use medicamentos contra el vómito o la diarrea a menos que se lo recomiende el médico.

Si el niño no logra retener el líquido que toma y se deshidrata de forma grave, es posible que el médico decida darle tratamiento en el hospital, donde podrán instalarlo cómodamente y darle líquidos y alimento mediante una sonda intravenosa (IV) hasta que sea capaz de comer y beber de nuevo.

 Busque ayuda médico de inmediato si el niño:

  • Menor de 3 meses tiene temperatura rectal de 100.4 ºF (38 ºC) o más alta.

  • De  3 a 36 meses tiene temperatura rectal de 102 ºF (39 ºC) o más alta.

  • De cualquier edad tiene temperatura de 103 ºF (39.4 ºC) o más alta.

  • Tiene fiebre que dure más de 24 horas en un niño menor a 2 años o 3 días en un niño mayor a 2 años.

  • Su hijo ha tenido convulsiones causadas por la fiebre.

  • Si se trata de un bebé: vomita (no solamente escupe) todo lo que come.

  • Hace más de 12 horas que vomita y tiene diarrea.

  • Hace más de 6 horas que no orina, o la orina tiene un color o un olor fuerte.

  • No puede tomar ni siquiera pequeñas cantidades de líquido sin vomitar.

  • No hay forma de calmarlo, o está muy irritado o inquieto.

  • Parece estar anormalmente soñoliento, apático, debilitado o desprovisto de energía.

  • Tiene calambres musculares.

  • Tiene la piel seca, arrugada o pálida, los ojos hundidos, la boca muy seca o pegajosa, o los labios agrietados.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.