Selección de las muletas adecuadas - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Selección de las muletas adecuadas

Seleccionar las muletas adecuadas le permitirá usarlas eficazmente y sin peligro. A la hora de seleccionar las muletas, párese erguido y póngase los zapatos que usará normalmente para caminar. Si las muletas no le quedan cómodas, pida a su médico, enfermera o fisioterapeuta que le revise la medida.

Mujer que camina con muletas. Las partes de las muletas son las almohadillas auxiliares, los soportes y la varilla central ajustable. Familiarícese con sus muletas

Las muletas suelen usarse para lesiones a la rodilla, el tobillo, el pie o la cadera. Caminar con muletas requiere una buena coordinación, equilibrio y fuerza en la parte superior del cuerpo. Si va a usar una sola muleta, llévela del lado no afectado (no lesionado) a menos que se le indique lo contrario.

Las muletas son adecuadas si:

  • Usted puede poner 2 ó 3 dedos entre su axila y la parte superior de la almohadilla axilar.

  • Cuando usted pone las manos en las empuñaduras, los brazos le quedan ligeramente flexionados a la altura de los codos.

  • Las muñecas le quedan a la altura de las empuñaduras cuando usted cuelga los brazos a los costados.

Precauciones

  • Las muletas deben tener puntas de goma antideslizantes para evitar resbalones. Cambie las puntas desgastadas.

  • No apoye las axilas sobre las almohadillas, ya que esto puede provocar hormigueo, adormecimiento y pérdida de fuerza muscular.

  • No use muletas demasiado cortas o desiguales, porque pueden provocarle dolores de espalda y caídas.

  • En climas lluviosos, seque las puntas de las muletas al entrar en ambientes interiores.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.