Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cuidado del yeso: Cuando le quitan el yeso

Ha llegado el momento de quitarle el yeso. Pero su período de recuperación todavía no ha finalizado. Su hueso aún está fortaleciéndose, por lo tanto, siga cuidando de su lesión. Y siga las instrucciones de su proveedor de atención médica hasta que se haya recuperado por completo.

Mujer acostada de lado sobre una camilla. Una proveedora de atención médica está usando una sierra para sacarle el yeso de la pierna.Retiro del yeso

Usarán una sierra especial con un movimiento oscilante (hacia adelante y hacia atrás) para cortarle el yeso. Puede que sienta la piel caliente o con cosquilleo mientras le están aserrando el yeso. No se preocupe. La sierra está diseñada para cortarle el yeso sin lesionarle la piel. Para facilitar el retiro, procure quedarse quieto mientras le serruchan el yeso.

 

Después de que le quiten el yeso

No se sorprenda si la parte de su cuerpo que estaba lesionada se ve algo diferente a su aspecto anterior. Volverá a verse como antes con el tiempo. Puede que tenga:

Debilidad muscular: Los músculos alrededor de la zona lesionada probablemente se habrán encogido. Eso es por la falta de uso mientras tenía puesto el yeso. Cuando comience a usarlos otra vez, se fortalecerán. Su proveedor de atención médica podría sugerirle algunos ejercicios útiles.

Piel reseca: La piel que estuvo cubierta por un yeso probablemente estará seca y escamosa. Use una loción para ayudar a devolverle la suavidad. También puede que su piel esté sensible, así que si se rasca con las uñas podría lastimarse. Si le pica la piel, frótela con la palma de la mano abierta. Además, puede que el vello de su piel se vea más oscuro. 

Hinchazón: Dado que su lesión aún está sanando, puede que se inflame aunque ya le hayan quitado el yeso. (Esto es especialmente cierto en el caso de lesiones en las piernas). Para bajar la hinchazón, eleve la parte lesionada por encima del nivel del corazón. Si la hinchazón persiste, llame a su proveedor de atención médica.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.