Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de una cirugía de la espalda: Consejos para la vida cotidiana

Estos consejos pueden facilitarle ciertas tareas y ayudar a protegerle la espalda.

Vestirse

Tal vez le resulte más fácil ponerse y quitarse las medias, los pantalones y la ropa interior si lo hace acostado boca arriba. Puede valerse de un instrumento denominado “alcanzador” que ayuda a vestirse. Para que le sea más fácil vestirse y desvestirse, póngase ropa holgada y zapatos tipo mocasín con talón cerrado. Quizás necesite que alguien le ayude a vestirse y desvestirse.

Preparativos para acostarse

Antes de acostarse, asegúrese de tener lo necesario al alcance de la mano. Reúna artículos como medicamentos, anteojos, material de lectura y demás cosas que requiera, y asegúrese de colocarlos en un lugar que le impida tener que torcer la espalda para tomarlos. Si no puede reunir los artículos por su cuenta, pida a uno de sus familiares o amigos que le ayuden.

Hombre de pie en el lavabo, cepillándose los dientes, con la espalda recta, ligeramente flexionada en las caderas. Asearse en el lavamanos

Mientras esté usando el lavamanos, flexione las rodillas y las caderas. Mantenga la espalda en posición neutra.

Ducharse

Use una regadera de mano para lavarse el cabello, o bien flexione las rodillas y las caderas para poner la cabeza bajo la ducha sin arquear la espalda. Para evitar doblarse, lávese con un cepillo de mango largo. Use gel de baño para no tener que agacharse a recoger una pastilla de jabón que se le haya caído.

Comer

Deslice la silla tanto como pueda debajo de la mesa. No se incline hacia adelante ni ponga los codos sobre la mesa.

Ir al baño

Pruebe a usar un elevador de asiento de inodoro o una silla con orinal portátil. Estos artículos se consiguen en farmacias o tiendas de materiales médicos.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.