Mitos frecuentes sobre los medicamentos para el dolor - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Mitos frecuentes sobre los medicamentos para el dolor

La sensación de dolor duradero causada por afecciones que no se pueden curar o tratar fácilmente se denomina "dolor crónico". Sentir dolor constante puede resultar agotador, ya que puede afectar la capacidad para comer, dormir o hasta hacer las tareas cotidianas. Los medicamentos para el dolor pueden aliviar algunas de sus molestias y hacerle la vida más fácil, y probablemente formen parte de su tratamiento contra el dolor crónico. A continuación encontrará una lista de mitos comunes sobre los medicamentos para el dolor.

Hombre sentado en un escritorio, hablando con un proveedor de atención médica. Si tiene alguna inquietud respecto de tomar analgésicos, hable con el médico.

Mito: Los medicamentos curan el dolor.

Realidad: Los medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor crónico, pero rara vez llegan a curarlo.

Mito: Si mi dosis habitual me ayuda un poco, seguro que una dosis más alta me ayudará mucho.

Realidad: Tomar una dosis más alta de medicamento puede ser peligroso. Si usted piensa que necesita una dosis mayor, consulte con su proveedor de atención médica.

Mito: No debo tomar mi medicamento a menos que mi dolor sea muy intenso.

Realidad: Impedir que aparezca el dolor es mucho más fácil que tratarlo una vez que comienza. Para obtener los mejores resultados, tome sus medicamentos para el dolor a la hora que le toquen.

Mito: Tomar pastillas para el dolor significa que soy débil de carácter.

Realidad: Sentir dolor no es un defecto moral sino un problema médico. Tomar medicamentos lo ayudará a sacar mejor provecho de sus otros tratamientos.

Mito: Me volveré adicto al medicamento.

Realidad: La dependencia psicológica a los medicamentos para el dolor ocurre muy rara vez. El uso prolongado de algunos medicamentos puede aumentar la tolerancia (necesidad de tomar más para conseguir el mismo efecto) o causar dependencia física. Esto significa que tendrá que dejar de tomar el medicamento gradualmente si usted y su médico deciden suspenderlo. Pero esto es una respuesta normal al medicamento y no significa que usted haya desarrollado una adicción.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.