Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El dolor crónico

El dolor se vuelve "crónico" cuando persiste durante períodos de tiempo prolongados. Esta definición incluye el dolor que se siente con regularidad, aunque sea intermitente. El dolor crónico puede deberse al estímulo crónico originado por una lesión o problema médico continuos. Algunas causas del estímulo crónico son la degeneración de las articulaciones (artritis), lesiones en la espalda, daños al sistema nervioso (dolor neuropático) y dolores de cabeza. Sin embargo, el dolor crónico no siempre es indicio de daños al cuerpo; ciertos problemas en el sistema de control del dolor pueden provocar un síndrome de dolor crónico, como la fibromialgia.

Contorno de una persona con un brazo en alto, que muestra el ciclo del dolor. La fuente de dolor es continua o no está ubicada en una región específica. Las señales de dolor se desplazan por los nervios y hacia arriba por la médula espinal. Las compuertas de dolor se abren para dejar entrar las señales. El cerebro interpreta las señales, pero el cuerpo no puede protegerse. El cerebro no puede producir suficientes endorfinas para controlar el dolor. Las compuertas de dolor permanecen abiertas.

Estímulo crónico

En algunos casos, el dolor crónico se produce a causa de un problema de salud continuo como la artritis, lesiones en la espalda o endometriosis. Cuando aparece este tipo de dolor crónico, es preciso tratar tanto el dolor como la afección que lo causa.

Síndrome de dolor crónico

A veces el dolor persiste aunque no se descubra ninguna causa. Esto puede suceder porque el cerebro no logra producir una cantidad suficiente de endorfinas como para cerrar las "compuertas del dolor". En algunos casos, las señales de dolor persisten después de que la lesión se ha curado; en otros, la mayor sensibilidad al dolor hace que incluso las lesiones más nimias sean muy dolorosas.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.