Histerectomía laparoscópica - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

La histerectomía laparoscópica

Si decide someterse a una histerectomía, es posible que su médico le recomiende un tipo de cirugía denominada laparoscopia. Este método ofrece muchos beneficios en comparación a la cirugía abierta, como por ejemplo una recuperación más rápida y una estancia más corta en el hospital.

Cuatro proveedores de atención médica vestidos con cofias, ambos quirúrgicos, guantes y barbijos practican una cirugía laparoscópica.

¿Qué es la histerectomía?

La histerectomía es una operación en la cual se extrae el útero (matriz) en su totalidad o en parte. En la misma operación podrían extraerse también otros órganos reproductores. Sea consciente de que tener una histerectomía implica que no podrá quedar embarazada en el futuro. Hable con su médico sobre todas sus opciones de tratamiento.

¿Qué es la laparoscopia?

La laparoscopia es un tipo de cirugía en la que se practican incisiones muy pequeñas en el abdomen. A través de estas incisiones se introduce un dispositivo largo y delgado denominado laparoscopio, el cual está acoplado a una luz y una diminuta cámara que permiten al cirujano ver imágenes del interior del abdomen en una pantalla. Por las incisiones se introducen también otros instrumentos, usados para realizar la cirugía.

La histerectomía laparoscópica

La laparoscopia permite evitar que le hagan una incisión grande en el abdomen; esta cirugía “abierta” se denomina histerectomía abdominal. En comparación con la cirugía abierta, la laparoscopia puede:

  • Disminuir el tiempo que usted pasa en el hospital o centro quirúrgico.

  • Acelerar la recuperación.

  • Reducir la formación de cicatrices internas y el tamaño de las cicatrices visibles.

  • Disminuir los dolores postoperatorios.

  • Aminorar el riesgo de complicaciones.

Riesgos y complicaciones de la histerectomía laparoscópica

  • Efectos secundarios de la anestesia

  • Infección

  • Sangrado, con la posible necesidad de transfusión

  • Coágulos de sangre

  • Lesiones a la vejiga, el intestino, los uréteres o los nervios cercanos

  • Necesidad de una segunda operación

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.