Control de la natalidad: La píldora anticonceptiva - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Control de la natalidad: La píldora anticonceptiva

Mujer de pie en el lavamanos, tomando una píldora anticonceptiva.

Las píldoras anticonceptivas contienen hormonas que ayudan a prevenir el embarazo impidiendo que los ovarios liberen el óvulo maduro. Las píldoras se consiguen con receta de un proveedor de atención médica. Hay muchos tipos de píldoras anticonceptivas; si usted tiene efectos secundarios con cierta píldora, hable con su proveedor de atención médica para que le receten una píldora que funcione mejor para usted.

Tasa de embarazo

Hable con su proveedor de atención médica acerca de la eficacia de este método de control de la natalidad.

Cómo usar la píldora

  • Tómese una píldora diaria, a aproximadamente la misma hora todos los días.

  • Siga las recomendaciones de su proveedor de atención médica sobre cuándo comenzar su primer paquete de píldoras. Es posible que al principio tenga que usar otro método de control de la natalidad por una semana o más.

  • Sepa lo que debe hacer si se le olvida tomarse una píldora. (Consulte con su proveedor de atención médica o lea las indicaciones del envase.) Si se salta más de una píldora, tal vez necesite usar un método adicional de control de la natalidad por una semana o más.

Ventajas

  • Baja tasa de embarazo.

  • No se interrumpe el acto sexual.

  • Fácil de usar.

  • Puede ayudar a regularizar las menstruaciones.

  • Puede reducir el riesgo de quistes ováricos y ciertos tipos de cáncer.

  • Puede aliviar los cólicos menstruales, reducir el flujo menstrual y mejorar el acné.

Desventajas

  • No ofrece protección contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

  • El método requiere tomar una píldora puntualmente todos los días.

  • Tal vez sea menos eficaz si se toma con otros medicamentos. Consulte con su farmacéutico.

  • Puede producir efectos secundarios como náuseas, aumento de peso, sensibilidad en los senos, cansancio o cambios en el estado de ánimo. (Generalmente estos síntomas desaparecen al cabo de tres meses.)

  • Puede aumentar el riesgo de coágulos de sangre, ataque al corazón o ataque al cerebro.

Tomar la píldora podría no ser lo más indicado para usted si…

  • Fuma y tiene más de 35 años.

  • Tiene hipertensión o una enfermedad de la vesícula biliar, el hígado o el corazón.

  • Tiene diabetes, migrañas, sangrado o problemas de las venas. (En estos casos, usted debe hablar de los riesgos con su médico.)

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.