Amamantamiento: Preguntas frecuentes - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Amamantamiento: Preguntas frecuentes

Las primeras semanas de amamantamiento pueden ser las más difíciles, y es normal que usted tenga temores y dudas, especialmente si no ha estado cerca de alguien que haya amamantado antes. No se preocupe: entre usted y su bebé aprenderán lo que necesiten saber. Le sorprenderá ver cuánto pueden aprender la una del otro. He aquí las respuestas a algunas preguntas que suelen hacer las nuevas mamás: Madre amamantando a su bebé.

¿Está tomando suficiente leche mi bebé?

En lo que alimentar a su bebé se refiere, lo que entra debe salir... Usted puede enterarse de cuánta leche está tomando su bebé llevando la cuenta de los pañales que usa.

  • Al final de las primeras 24 horas después del parto: El bebé debe mojar 1 ó 2 pañales y ensuciar de heces 1 ó 2 pañales.

  • El segundo y el tercer día después del parto: El bebé debe mojar de 3 a 4 pañales y ensuciar de heces 2 ó 3 pañales.

  • Después de los primeros cuatro o cinco días: El bebé debe mojar al menos 5 ó 6 pañales y ensuciar de heces 3 ó 4 pañales al día.

¿Cómo me entero de que mi bebé tiene hambre?

No espere hasta que su bebé llore para alimentarlo; los recién nacidos deben ser amamantados tan pronto como muestren señales de hambre, por ejemplo:

  • El bebé está más espabilado o activo

  • Muestra reflejo de búsqueda (se acurruca contra su seno)

  • Se lame los labios o abre y cierra la boca

  • Se chupa la mano o los dedos

  • Llora (este es el último aviso)

¿Con qué frecuencia debo alimentar a mi bebé?

Alimente a su bebé tan a menudo y por el tiempo que él exija. Asegúrese de amamantarlo entre 8 y 12 veces al día. Puede que el bebé se alimente varias veces seguidas y luego descanse por varias horas. Alimente a su bebé todo el tiempo que el bebé quiera. Si no se ha alimentado en 4 horas, quizás necesite despertar a su bebé y ofrecerle su leche, aunque los recién nacidos tienden a dormir mucho y en ocasiones no querrán despertarse para comer. Si su bebé no muestra interés por alimentarse, colóquelo con solo el pañal contra su piel desnuda (contacto piel a piel) y siga ofreciéndole su leche. Y, si el bebé se altera al alimentarse, no se preocupe. Algunos bebés se distraen con facilidad. Para calmar a su bebé, elija un sitio tranquilo donde alimentarlo o amamante siempre en el mismo lugar de su casa. Si su bebé llora, puede que le resulte difícil prenderse. Suavemente, coloque su dedo en la boca del bebé para que se calme y, luego, vuelva a ofrecerle su leche.

¿Estoy mimando demasiado a mi bebé?

No es posible mimar demasiado a un lactante. Cuando el bebé necesita seguridad y confianza, alimento o el contacto con usted, llorará para comunicárselo; si responde a las necesidades de su bebé, lo estará ayudando a que confíe en su mamá. Ésta es la época en que usted debe colmar al bebé de amor y atender sus necesidades.

¿Por qué tiene tanta hambre mi bebé?

Los bebés comen mucho. Su estómago es muy pequeño cuando recién nacen y la leche materna se digiere rápido y muy fácilmente, especialmente durante los brotes de crecimiento (estirones) que suelen producirse entre las 2 y las 6 semanas de edad, y nuevamente a los 3 y 6 meses. Durante estas épocas, su bebé mamará más a menudo; pero no se alarme: su bebé no necesitará leche artificial ni suplementos. Usted producirá toda la leche que su bebé necesita.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.