Estrés por calor - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Entienda el estrés por calor

En los entornos calurosos, a su cuerpo le puede resultar difícil mantener su temperatura a un nivel seguro. Por consiguiente, su temperatura corporal aumenta a niveles poco seguros. Esto se conoce como estrés por calor. El estrés por calor puede desarrollarse rápidamente. También puede ser muy perjudicial para la salud.

Hombre que coloca ladrillos bajo un sol fuerte, con expresión de preocupación.

Cómo maneja su cuerpo el calor

Para funcionar, su cuerpo requiere que su temperatura central permanezca muy cerca de la normal de 98.6 ° F (37 ° C). Si el entorno es caluroso y usted es muy activo, su cuerpo se calienta. A fin de mantener la temperatura central del cuerpo en un nivel estable, su cuerpo libera el exceso de calor hacia el aire. El calor sale de su cuerpo de dos maneras: a partir de los vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la superficie de la piel o mediante el sudor.

El flujo sanguíneo refresca su cuerpo

Cuando su cuerpo necesita liberar calor, los vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la superficie de su piel se ensanchan. A través de ellos se produce un flujo adicional de sangre. Esta sangre adicional transmite más calor corporal a la superficie que lo libera hacia el aire. Su cuerpo necesita suficiente agua y minerales, tales como el sodio, para mantener un flujo constante de sangre hacia estos vasos, así como también hacia el resto del cuerpo.

El sudor transporta calor

Si un mayor flujo sanguíneo no es suficiente, su cuerpo aumenta también la cantidad de sudor. A medida que se seca (evapora) el sudor, se refresca la piel. Mientras suda, su cuerpo pierde agua (y algunos minerales como el sodio y el potasio). Esta agua debe reemplazarse para ayudarlo a que continúe sintiéndose bien y saludable, y para permitir que siga sudando.

Factores que contribuyen al estrés por calor

  • Demasiada actividad: Mientras más activo sea, más calor producirán sus músculos. La actividad física pesada también hace que los músculos y la piel compitan por el suministro de sangre.

  • Temperatura ambiental elevada: A medida que aumenta la temperatura del entorno, aumenta también su temperatura corporal. Cuando el calor proviene del sol u otra fuente de calor, como por ejemplo un horno, su cuerpo no puede liberar calor hacia el aire con la misma eficacia.

  • Muy poco movimiento de aire: El aire que se mueve sobre su piel se lleva consigo el calor que los vasos sanguíneos transportan a la superficie. También ayuda a que se evapore el sudor. Si hay muy poco movimiento de aire, estos procesos no funcionan muy bien.

  • Humedad elevada: La humedad es la cantidad de vapor de agua que existe en el aire. Mientras más alta sea la humedad, menor será la evaporación de sudor. Esto se debe a que el aire está demasiado húmedo como para absorber más humedad.

  • Problemas médicos: Algunas condiciones médicas, como diabetes e insuficiencia cardíaca, entre otras, puede aumentar su susceptibilidad al estrés por calor.

  • Medicamentos: Si toma medicamentos para la insuficiencia cardíaca, asma, enfermedad del riñón o para gestionar la retención de líquidos que pueden ser más sensibles al calor.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.