Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Qué son los patógenos transmitidos por la sangre

La sangre o los fluidos corporales pueden contener patógenos (gérmenes) que podrían producir enfermedades. Si se produce un accidente en el trabajo en el que haya sangre o fluidos corporales, estos gérmenes pueden propagarse. Los patógenos transmitidos por la sangre más comunes y graves son el virus de la hepatitis B (VHB), el virus de la hepatitis C (VHC) y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Entre los demás gérmenes transmitidos por la sangre se incluyen la sífilis y la malaria. Una vez que estos gérmenes lo contagian a usted, pueden propagarse a sus seres queridos. A continuación se describen tres de estos gérmenes que son la causa más común de infecciones en el lugar de trabajo.

Mano y antebrazo que muestran padastros, piel cortada, quemada, con salpullido y seca. Vista frontal de la cara. La sangre o fluidos corporales que transmiten enfermedades pueden ingresar a través de cualquier abertura en el cuerpo o corte en la piel. Si lo hacen, podría infectarse con la enfermedad.

Virus de la hepatitis B (VHB)

  • La hepatitis B puede ocasionar lesiones graves del hígado e incluso la muerte.

  • Existe una vacuna que ayuda a prevenir la infección por el virus de la hepatitis B. Esta vacuna se administra en forma de varias inyecciones aplicadas durante un período determinado.

Virus de la hepatitis C (VHC)

  • Al igual que la hepatitis B, la hepatitis C puede ocasionar lesiones graves del hígado e incluso la muerte.

  • No se conoce ninguna vacuna contra el VHC.

Virus de inmunodeficiencia humana (VIH)

  • El VIH hace que al cuerpo se le dificulte combatir las infecciones. El VIH causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), una enfermedad grave que puede provocar la muerte.

  • No se conoce ninguna vacuna contra el VIH.

Formas en que puede infectarse en el trabajo

Las enfermedades transmitidas por la sangre pueden infectarlo cuando:

  • Ayuda a una persona herida sin utilizar ninguna barrera protectora entre usted y la sangre o fluidos corporales de la persona infectada.

  • Un objeto o superficie que contiene sangre o fluidos corporales infectados entra en contacto con una lesión de su piel.

  • Fuma, come, o se toca los ojos, la nariz o la boca después de que sus manos han tenido contacto con la sangre o los fluidos corporales infectados de otra persona.

  • Se pincha o rasguña con un objeto afilado (por ejemplo, un vaso roto) que contiene sangre o fluidos corporales infectados.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.