Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Angioplastia y colocación de stent renal

El estrechamiento u obstrucción de la arteria renal (principal vaso sanguíneo que alimenta los riñones) puede ocasionar una presión arterial muy elevada o problemas en la función renal. La angioplastia es un procedimiento que utiliza un pequeño balón para ensanchar el paso a través del vaso sanguíneo. Un stent es un pequeño tubo de malla metálica que se coloca en un vaso sanguíneo para ayudar a mantenerlo abierto. La angioplastia y la colocación de stent renal pueden ayudar a mejorar el flujo sanguíneo al riñón y aliviar los posibles problemas. El procedimiento suele llevarlo a cabo un médico especialmente capacitado conocido como radiólogo intervencionista.

Riñón con globo insertado en la arteria renal. Riñón con stent colocado en la arteria renal.

Antes del procedimiento

Siga las instrucciones que le den para prepararse, tales como:

  • No coma ni beba nada en las 6 horas previas al procedimiento.

  • Dígale al técnico qué medicamentos, hierbas o suplementos está tomando; si es mujer, infórmele si está embarazada, o si existe la posibilidad de que lo esté; o si tiene alergia al medio de contraste (tinte de rayos x) u otros medicamentos.

Durante el procedimiento

  • Se pondrá una bata de hospital y se acostará en una mesa de rayos X. Se le colocará una sonda intravenosa a fin de administrarle líquidos y medicamentos. Le podrían dar medicinas que le ayudarán a relajarse y lo adormecerán.

  • Se aplicará un anestésico local a fin de dormir la piel del sitio de inserción (por lo general la ingle). Seguidamente, se le insertará una aguja con un hilo guía delgado en el vaso sanguíneo a través de la piel. Por encima del hilo guía, se pasará un catéter (tubo delgado y flexible) hasta el vaso sanguíneo.

  • Se inyectará medio de contraste en el vaso sanguíneo. Esto ayudará a ver claramente los vasos sanguíneos en los rayos X. Utilizando estas imágenes como guía, el radiólogo desplazará el catéter hacia el riñón.

  • Una vez que el catéter llegue a la zona que se ha estrechado u obstruido, se inflará un balón especial conectado al catéter. Esto permitirá ensanchar la arteria (angioplastia). Esta parte del procedimiento puede realizarse más de una vez utilizando balones de diferentes tamaños.

  • Para mantener abierto el vaso sanguíneo, puede insertarse un stent. Para ello, se pasa un catéter con un stent conectado por encima del hilo guía. A llegar a la zona que se ha estrechado, el stent se abre. El stent permanece en la arteria y los catéteres y balones se retiran.

  • Al concluir el procedimiento, se ejercerá presión sobre el sitio de inserción durante 15 minutos a fin de evitar el sangrado.

Posibles riesgos y complicaciones

  • Formación de moretones alrededor del sitio de inserción

  • Sangrado interno o alrededor del sitio de inserción

  • Daños en la arteria, incluido un empeoramiento de la obstrucción

  • Problemas por el medio de contraste, como una reacción alérgica o una lesión de los riñones

Después del procedimiento

  • Es posible que se le pida que permanezca acostado y que mantenga estirada la pierna donde se encuentra el sitio de inserción durante 6 horas a fin de prevenir el sangrado.

  • Tal vez tenga que pasar la noche en el hospital.

  • Tome bastante líquido para ayudar a vaciar el medio de contraste de su sistema.

  • Al regresar a casa, cuide del sitio de inserción según se le indique.

  • Si tiene un stent, quizás tenga que tomar aspirina o un medicamento anticoagulante después del procedimiento a fin de evitar que se formen coágulos de sangre. Hable de esto con su médico.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.