Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Objeto tragado

Los niños de corta edad a menudo se ponen objetos pequeños, como canicas, alfileres o monedas en la boca. Luego se pueden tragar estos objetos. Aunque esto puede ser alarmante, no siempre es motivo de preocupación. La mayoría de las veces, el objeto atraviesa el sistema de su hijo sin causarle daños. Sin embargo, un objeto extraño puede atascarse en el esófago (vías digestivas) o la tráquea (vías respiratorias). En tal caso, su hijo necesita atención médica inmediatamente.

¿Cuándo debe acudir a la sala de emergencias (“ER”, por sus siglas en inglés)?

Comuníquese con su pediatra si piensa que su hijo se tragó un objeto no comestible. No intente sacar el objeto usted mismo, ya que esto podría causar más daños. Consiga atención de emergencia si su hijo:

  • Tiene dificultades para respirar, hablar o tragar.

  • Escupe saliva o vomita.

  • Tiene dolor de pecho, de estómago o cuando traga.

¿Qué puede esperar en la ER?

  • Un médico le hará preguntas sobre el objeto tragado y examinará al niño.

  • Puede que le tomen radiografías para ayudar a localizar el objeto, aunque esto depende de los síntomas que tenga su hijo y del objeto que se haya tragado.

  • En algunos casos, podría hacerse una prueba denominada toma de bario o una tomografía computarizada (TC). Esto podría hacerse si usted no está seguro, pero sospecha de que su hijo se tragó un objeto y no aparece en una radiografía común. Su hijo tendrá que beber un líquido espeso y después le tomarán radiografías. Una tomografía computarizada es una prueba con radiografías especiales que puede hacerse si su médico sospecha de que se ha formado un absceso o si preocupa que haya alguna rotura en el sistema digestivo. Estas pruebas ayudan al médico a ver objetos que podrían no descubrirse con otras pruebas.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo de objeto y del lugar donde se ha atascado. Su médico podría sugerir una de las medidas siguientes:

  • Espera vigilante: Un objeto liso que no se ha atascado puede ser expulsado del cuerpo por su cuenta en 24 horas.

  • Esofagoscopia: Para extraer un objeto y revisar si se ha producido algún daño, podría usarse un esofagoscopio (un tubo iluminado parecido a un telescopio). El instrumento se introduce en el esófago a través de la boca. Le darán un medicamento al niño para que esté dormido durante el procedimiento.

Visita de control

Llame a su pediatra o regrese a la ER si su hijo tiene:

  • Náuseas o vómito.

  • Dolor de estómago o sangre en las heces (materia fecal).

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.