Sarampión - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Sarampión

Niño con sarampión sentado en un banco de escuela.

El sarampión es una infección respiratoria altamente contagiosa causada por un virus. Se propaga mediante las gotitas producidas en la tos o los estornudos de una persona infectada por el virus. La mayoría de los niños se recuperan del sarampión sin ningún efecto duradero; sin embargo, el sarampión puede ocasionar infecciones graves o incluso la muerte en algunos casos. Afortunadamente, en la actualidad hay una vacuna que se pone a los niños para evitar la enfermedad.

Los niños deben vacunarse contra el sarampión con 2 dosis: la primera dosis entre los 12 y los 15 meses y la segunda dosis entre los 4 y los 6 años de edad. En las personas no vacunadas, recibir la vacuna hasta 3 días después de haber estado expuestas al sarampión podría prevenir la enfermedad.

Factores de riesgo

Las personas que corren el mayor riesgo de contraer sarampión son:

  • Niños y adultos que nunca han recibido la vacuna contra el sarampión.

  • Niños demasiado pequeños para recibir la vacuna (menores de 1 año de edad).

  • Personas con el sistema inmunológico debilitado, aunque hayan sido vacunados contra el sarampión.

  • Los adultos nacidos en 1957 o después, que no se sepa que sean inmunes al sarampión.

Cuándo debe acudir al departamento de emergencias (“ED” por su sigla en inglés)

Los primeros síntomas del sarampión incluyen goteo de la nariz, tos y fiebre alta. Entre dos y cuatro días después aparecen puntos rojos. La erupción del sarampión a menudo comienza en la parte posterior del cuello, luego se esparce hacia la cara y el resto del cuerpo. Si sospecha que la persona tiene sarampión, llame al médico de inmediato. Consiga atención médica de emergencia si el niño o la persona afectada tiene:

  • Fiebre que sobrepasa los 105°F (40.5°C).

  • Señales de infección en el oído.

  • Dificultad para respirar.

  • Confusión, torpeza, o dolor de cabeza agudo.

Qué puede esperar en la ED

  • Un médico hará preguntas sobre la historia clínica y hará un chequeo.

  • Podría tomarse una muestra del líquido de la nariz. Esto llevará sólo un minuto y no duele. Esta muestra se analiza en un laboratorio para ver si contiene el virus del sarampión.

  • Si es necesario, se proporcionará ayuda con la respiración.

Tratamiento

Ya que el sarampión no se cura, el tratamiento en los niños consiste en ponerlos cómodos. El médico sugerirá darle mucho líquido al niño, y tal vez le recete un calmante suave para el dolor. Es probable que una infección en el oído o el pulmón sea tratada con antibióticos. Para los adultos, una infección por sarampión podría ser grave y requerir hospitalización. Mantenga a su hijo alejado de otras personas que no han sido vacunados contra el sarampión, ya que es contagiosa.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.