El hipema - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El hipema

Un hipema es un sangrado en la parte frontal del ojo. La córnea es la capa transparente que cubre la parte anterior del ojo; el iris (la parte coloreada del ojo) se encuentra detrás de la córnea. El espacio que separa la córnea del iris se denomina la cámara anterior. A veces, una lesión del ojo puede causar sangrado en este espacio; el sangrado en la cámara anterior recibe el nombre de “hipema”.

Vista de una sección cruzada del ojo mostrando sangre en la cámara anterior.

Cuándo debe acudir a la sala de emergencias (“ER” por su sigla en inglés)

El hipema es una emergencia médica; llame a su médico o vaya al hospital más cercano. Los signos y síntomas del hipema son:

  • Sangrado en la parte anterior del ojo, el cual con frecuencia forma una capa a medida que se estanca. En casos severos, la totalidad de la cámara anterior se llena de sangre.

  • Dolor en el ojo o náuseas.

  • Disminución de la visión (incluso una pequeña cantidad de sangre en la cámara anterior puede causar dificultades para ver).

Qué puede esperar en la ER

  • Un médico le hará un examen minucioso del ojo con un microscopio equipado de una luz brillante (microscopio con lámpara de hendidura).

  • Le harán un examen de la vista y le medirán la presión en el interior del ojo. El hipema leve puede tratarse en casa con reposo en cama, gotas de colirio y un protector corneal. Si el sangrado es grave o la presión en el ojo aumenta, podrían ingresarlo en el hospital para darle un tratamiento. El hipema suele desaparecer por su cuenta con el tiempo; si no se le quita, tal vez tenga que someterse a un procedimiento que le extraerá la sangre del ojo.

Atención posterior

Si usted recibe el tratamiento en su casa, es probable que tenga que ver al médico a diario durante 3–5 días. Luego es posible que lo examinen varias veces en el transcurso de las próximas semanas. Estos exámenes tienen importancia crítica porque el sangrado puede reaparecer incluso después del tratamiento; además, si el sangrado se debió a un traumatismo, es posible que se hayan lesionado también otras partes del ojo. El hipema por traumatismo aumenta las probabilidades de tener glaucoma (aumento de la presión en el ojo). Por esta razón, usted tendrá que hacerse exámenes periódicos de la vista por el resto de su vida.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.