Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Fractura de costilla (Costilla partida)

Las costillas son unos huesos curvos situados en el pecho. Su función es proteger a los pulmones expandiéndose y contrayéndose durante la respiración. Las costillas de los niños se doblan fácilmente y a menudo pueden tolerar un golpe o una caída. Pero las costillas de los adultos son más propensas a partirse (fracturarse) cuando se someten a presión. Incluso un acceso de tos o estornudo fuerte pueden causar una fractura de costilla.

Radiografía en donde se ven las costillas destacadas en blanco.

Cuándo debe acudir a la sala de emergencias ("ER" por su sigla en inglés)

Aunque pueden ser dolorosas, en su mayoría las fracturas de costilla no son graves. Pero a menudo hacen difícil toser o respirar hondo. Busque atención médica de inmediato si tiene:

  • Dificultad para respirar.

  • Náusea, vómito o dolor de estómago que acompañan un dolor o magulladura en una costilla.

  • Dolor que empeora con el tiempo.

  • Una lesión en el pecho o abdomen.

Qué puede esperar en la ER

  • Un médico le hará preguntas sobre su lesión y lo examinará detenidamente.

  • Probablemente le harán una radiografía del pecho para ver si hay algún daño en las costillas o ciertos tejidos blandos.

  • Podrían darle medicamentos para aliviar las molestias.

  • En raras ocasiones, las fracturas de costilla pueden causar el colapso de un pulmón o una hemorragia en el pecho. En estos casos, se inserta un tubo en el pecho para volver a inflar el pulmón o drenar la sangre.

Atención posterior

Es probable que usted tarde entre 6 y 8 semanas en recuperarse. La mayoría de las fracturas de costillas se sueldan por sí solas, sin causar efectos duraderos. Pero llame a su médico en el acto si experimenta cualquiera de estos síntomas:

  • Aumento del dolor en el pecho

  • Falta de aliento

  • Fiebre

  • Tos con sangre

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.