Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Envenenamiento por monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas mortal que no se puede ver ni oler. Se produce cuando se queman ciertos combustibles. Las estufas u hornos defectuosos pueden liberar monóxido de carbono. Lo mismo sucede si se deja un automóvil en marcha en un espacio cerrado. Inhalar incluso cantidades pequeñas de monóxido de carbono puede hacer que se sienta mal. Y las cantidades grandes pueden ser fatales.

 

¿Cuándo debe acudir a la sala de emergencias (“ER”, por sus siglas en inglés)?

Mujer en cama, con los ojos cerrados y una máscara de oxígeno sobre su cara.

El envenenamiento por monóxido de carbono es una emergencia médica. Lleve a la víctima hacia el aire libre de inmediato. Luego, llame al 911 o vaya al hospital más cercano. Es muy fácil confundir el envenenamiento por monóxido de carbono con una gripe. Preste atención a síntomas tales como:

  • Dolor de cabeza o mareos

  • Debilidad

  • Confusión o pérdida de la memoria

  • Náuseas y vómito

  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho

  • Latidos irregulares o rápidos, o el corazón se saltea latidos

Para evitar el envenenamiento por monóxido de carbono

  • Haga revisar hornos, hornallas, calentadores de agua, estufas de madera y de gas todos los años.

  • No use el parrillero dentro de la casa.

  • No deje su automóvil en marcha en un espacio cerrado.

  • Coloque un detector de monóxido de carbono que cumpla las normas de Underwriters' Laboratories (UL).

¿Qué puede esperar en la ER?

  • La oxigenoterapia es el mejor tratamiento para el envenenamiento por monóxido de carbono. Es probable que a la víctima le administren oxígeno de inmediato a través de una máscara facial.

  • Puede que la víctima sea colocada en un monitor cardíaco con un oxímetro de pulso. Esto permite ver el ritmo cardíaco y la cantidad de oxígeno en la sangre. Quizás le hagan un electrocardiograma para ver si hay daños en el corazón.  

  • Es posible que le hagan análisis de sangre para ver los niveles de oxígeno y el funcionamiento de los pulmones.

  • Puede que la víctima sea trasladada a un centro de oxígeno hiperbárico para recibir tratamiento en una cámara de oxígeno especial. 

  • También puede que le hagan una prueba de diagnóstico por imágenes llamada tomografía computarizada (“CT”, por sus siglas en inglés) o una resonancia magnética (“MRI”, por sus siglas en inglés) para ver si hay daños en el cerebro. Según los resultados de las pruebas, la víctima quizás deba ser admitida en el hospital.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.