Traumatismo abdominal cerrado - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Traumatismo abdominal cerrado

Caja torácica y órganos abdominales: hígado, vesícula biliar, intestino delgado, colon, estómago, bazo y páncreas (detrás del estómago).

El abdomen, que se extiende desde justo debajo del tórax hasta la parte superior de la pelvis, contiene varios órganos vitales como el bazo, el hígado, el páncreas y el estómago. Estos órganos pueden lesionarse a causa del impacto producido por un accidente automovilístico o caída. Las lesiones causadas por una fuerza que no llega a romper la piel para penetrar el cuerpo se denominan traumatismos cerrados.

Cuándo debe acudir al departamento de emergencias (“ED”)

Las lesiones del abdomen pueden ser muy graves. Por esa razón, una persona que ha experimentado un traumatismo abdominal cerrado debe ser trasladada al ED por personal médico capacitado. Ya que los efectos de un traumatismo cerrado pueden no aparecer de inmediato, es importante que usted vea a un médico si ha recibido un golpe fuerte en el abdomen, aunque se sienta bien.

Qué puede esperar en el ED

Le medirán la respiración y el pulso, y probablemente le administrarán oxígeno. También lo examinarán cuidadosamente para ver si tiene lesiones. Los traumatismos graves pueden requerir cirugía inmediata. Si esto no es necesario, lo vigilarán estrechamente durante un tiempo. También podrían tener que hacerle una o más  pruebas para determinar la gravedad de las lesiones. Entre estas pruebas podrían estar las siguientes:

  • Análisis de sangre u orina que requieren la toma de una muestra de sangre u orina para verificar si hay problemas.

  • Radiografías (rayos X) que utilizan radiación electromagnética para tomar imágenes del interior del organismo.

  • Tomografía computarizada (“CT” por su sigla en inglés): combina radiografías y exploraciones efectuadas por computadora. Esta prueba proporciona una imagen detallada que puede revelar problemas en órganos como los riñones, el bazo, el hígado y el estómago.

  • Ultrasonido: se utilizan ondas de radio para producir imágenes de los órganos internos del abdomen.

  • Lavado peritoneal diagnóstico (“DPL” por su sigla en inglés): se analiza líquido extraído del abdomen para ver si contiene sangre o indicios de infección.

De acuerdo con los resultados de las pruebas, es posible que lo internen en el hospital o que le administren atención médica adicional en el departamento de emergencias.

Cuándo debe llamar al médico

Después del tratamiento, llame a su médico si experimenta cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor más intenso o hinchazón del abdomen

  • Náuseas o vómito

  • Debilidad o desmayo

  • Sangre en las heces o la orina

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.