Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es el abuso de heroína y la adicción a la heroína?

El costo personal de usar heroína puede ser enorme: puede perder su trabajo, sus ahorros, incluso sus familiares y amigos. Con el tiempo, puede perder su salud e, incluso, la vida. Pero, el abuso de heroína y la adicción a la heroína pueden tratarse. Si usted o un ser querido tiene problemas con las drogas, se puede obtener ayuda. El primer paso es admitir el problema y, luego, hablar con alguien de confianza.

Parafernalia de drogas callejeras ilegales.

¿Qué es la heroína?

La heroína es una droga ilegal hecha a partir de ciertos tipos de amapola (adormidera). Suele venderse en forma de polvo o de sustancia negra alquitranada. Los consumidores pueden inyectarla, fumarla, aspirarla por la nariz o hasta comerla. Produce una sensación de intenso placer que puede durar varias horas. La heroína es altamente adictiva; es decir, que su cuerpo y su mente desarrollan una fuerte necesidad de consumirla. En consecuencia, pasa cada vez más tiempo buscando y consumiendo la droga. De hecho, consumir heroína puede volverse el principal fin de su vida. Y es posible que no pueda dejarla por su cuenta.

¿Cuáles son los riesgos de consumir heroína?

La adicción es uno de los mayores riesgos de probar la heroína. Otros riesgos son los siguientes:

  • Riesgo de contraer VIH y hepatitis. El uso de agujas compartidas para inyectarse la droga puede propagar enfermedades que pueden afectar su salud. También puede pasar esas enfermedades a sus parejas sexuales y sus hijos.

  • Sobredosis o muerte. La heroína que usa puede ser más fuerte de lo que cree, lo cual puede provocarle una sobredosis. En algunos casos, demasiada heroína puede ser mortal.

  • Partos prematuros o mortinato (bebé que nace muerto). Los bebés de mujeres que consumen heroína pueden nacer antes de tiempo, o no sobrevivir el parto. También pueden nacer ya siendo adictos a la heroína.

  • Venas dañadas o con cicatrices; o infecciones en las venas o la piel. 

  • Enfermedades pulmonares, como neumonía o tuberculosis.

  • Vasos sanguíneos obstruidos.

  • Daños al cerebro o al corazón.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.