Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Vacunas para niños

Para mantener la salud de su hijo, debe recibir las vacunas infantiles recomendadas. Muchas vacunas se administran en una serie de dosis a lo largo de cierto período de tiempo. Para estar bien protegido, el niño debe recibir cada dosis en el momento adecuado. Las vacunas pueden producir efectos secundarios ligeros. Hable con su proveedor de atención médica acerca de los riesgos y beneficios de las vacunas y menciónele también si hay alguna vacuna que el niño debería haber recibido ya pero no lo ha hecho. Es necesario administrarle al niño las vacunas que le faltan para que esté completamente protegido.

 

Las siguientes son infecciones contra las cuales existen vacunas infantiles de rutina:

 

La hepatitis B (HepB): La causa de la hepatitis B es un virus que puede dañar el hígado. Más adelante, en algunas personas esto puede dar lugar a cáncer de hígado o insuficiencia hepática. El programa para la vacuna contra la hepatitis B suele consistir en 3 dosis: poco después del nacimiento, a la edad de 1 a 2 meses y a la edad de 6 a 18 meses.

 

Rotavirus (RV): La enfermedad del rotavirus es causada por el virus rotavirus.  La enfermedad provoca vómitos y diarrea graves en niños de corta edad, y puede llevar a una deshidratación grave, que suelen requerir hospitalización. La vacuna del rotavirus se administra en 3 dosis: a los 2 meses, a los 4 meses y a los 6 meses.

 

Difteria, tétano y tos ferina (DTaP): protege de tres infecciones bacterianas

 

  • D ifteria. Es una infección que puede causar puede dificultad para tragar o respirar e inflamar los ganglios del cuello. En los casos más graves, la bacteria puede llegar a la sangre y dañar el corazón y otros órganos, e incluso puede llevar a la muerte.

  • Tétano. Causado por una bacteria, puede producir espasmos musculares que impiden abrir la boca, tragar o respirar. Aun tratada, esta afección suele ser mortal. 

  • Tos ferina. causada por una bacteria, produce ataques de tos y atragantamiento. También puede llegar a causar neumonía o daños cerebrales a los bebés.

 

La vacuna DTaP se administra en 5 dosis: a los 2 meses, 4 meses, 6 meses, entre los 15 y los 18 meses, y entre los 4 y los 6 años de edad. Su hijo también necesitará un refuerzo (llamado Tdap) entre los 11 y los 12 años de edad si no ha recibido una vacuna de refuerzo contra el tétano y la difteria (Td). A partir de entonces la vacuna de refuerzo Td deberá administrarse cada 10 años durante el resto de la vida.

 

Haemophilus influenzae tipo b (Hib): La Haemophilus influenzae tipo b es una bacteria que puede producir meningitis (inflamación de la membrana que envuelve el cerebro y la médula espinal). También puede causar neumonía. La vacuna Hib se administra a los 2 meses, 4 meses, 6 meses, y entre los 12 y los 15 meses. Otra vacuna contra la Hib se administra a los 2 meses y a los 4 meses, puede saltarse la dosis de los 6 meses. Consulte con su proveedor de atención médica para más información.

 

Polio inactivado (IPV): La poliomielitis (polio), causada por un virus, puede producir parálisis muscular permanente, incluso en los músculos respiratorios, y puede llegar a causar la muerte. La vacuna contra la polio se administra en 4 dosis: a los 2 meses, 4 meses, entre los 6 y los 18 meses, y entre los 4 y los 6 años de edad.

  • En los Estados Unidos, la polio es infrecuente. Sin embargo, en partes del mundo tales como Asia y África, todavía es muy común. Si usted sabe que su niño va a estar expuesto a polio a través de, por ejemplo, un viaje a un país donde el polio es común, hable con el proveedor de atención médica de su niño para ver si se recomienda que su niño reciba la vacuna antes de los 2 meses y/o las dosis sean con intervalos más cortos.

 

Sarampión, paperas y rubéola (MMR): protege de tres enfermedades causadas por virus

  • Sarampión. Causa fiebre y erupción cutánea o salpullido, así como pérdida de audición, daños al cerebro o muerte.

  • Paperas. Provoca fiebre, dolor de cabeza e inflamación, y dolor de las glándulas parótidas que se encuentran debajo de la mandíbula. En los niños varones, puede dañar los testículos y producir esterilidad (incapacidad de tener hijos). Las paperas también pueden causar pérdida de audición o inflamación del cerebro y de la médula espinal.

  • Rubéola. Produce fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos y erupción cutánea o salpullido. Si una mujer embarazada contrae rubéola, el bebé puede nacer con graves problemas de salud.

La vacuna MMR se administra en 2 dosis: entre los 12 y los 15 meses, y entre los 4 y los 6 años de edad.

 

Varicela (Var): La varicela, causada por un virus, produce ampollas en la piel que causan comezón. En algunas ocasiones, muy poco frecuentes, puede dar lugar a neumonía o encefalitis (inflamación del cerebro) y llegar a causar la muerte. Esta vacuna se administra en 2 dosis: entre los 12  y los 15 meses, y entre los 4 y los 6 años de edad.

 

Meningococo (MCV): La enfermedad meningocócica es una infección causada por una bacteria que produce meningitis, una inflamación de la membrana que envuelve el cerebro y la médula espinal. La meningitis provoca fiebre alta, dolor de cabeza y rigidez en el cuello. Si se deja sin tratar puede dar lugar a serios problemas de salud, como daños al cerebro, pérdida de audición o discapacidad de aprendizaje. En ciertos casos, muy poco frecuentes, puede causar la muerte.

La vacuna se administra entre los 11 y 12 años de edad, con un refuerzo a los 16 años. Si su niño es vacunado por primera vez entre los 13 y los 15 años, el refuerzo debe ponerse entre los 16 y los 18 años. Quienes están comenzando el college (freshmen) y vivan en dormitorios, deben vacunarse si no lo han hecho antes.

  • Si su hijo tiene una enfermedad inmunitaria, como VIH/SIDA, es probable que sea recomendable vacunarlo antes.

 

Neumococo: La enfermedad neumocócica, causada por una bacteria, puede afectar al cerebro, la médula espinal, los pulmones y los oídos. Esta vacuna se administra en 4 dosis: a los 2 meses, 4 meses, 6 meses, y entre los 12 y 15 meses.

 

Influenza (gripe): La influenza (gripe) es una infección causada por un virus y puede producir fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos y dolores musculares. También puede producir neumonía e incluso la muerte, sobre todo en niños muy pequeños. La vacuna contra la gripe se administra una vez al año apenas se encuentra disponible. Los niños desde los 6 meses de edad deben recibir esta vacuna. Se les aplicarán 2 dosis si es la primera vez que reciben esta vacuna.

 

Hepatitis A (HepA): La hepatitis A es una infección causada por un virus que provoca una inflamación repentina del hígado. La vacuna contra la hepatitis A se administra en 2 dosis, con un intervalo mínimo de 6 meses, a partir de 1 año de edad.

 

Virus del Papiloma Humano (VPH): La infección genital del VPH es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por un virus. La infección con ciertos tipos de virus puede resultar en verrugas genitales y/o cáncer de cuello uterino, vagina o vulva en las mujeres. Para que la vacuna dé el mejor resultado, se debe aplicar al final de la niñez y se administra en 3 dosis:

  • Para chicas, la primera dosis generalmente se da entre los 11 y los 12 años de edad.

  • Para chicos, la primera dosis generalmente se da entre los 9 y los 18 años de edad.

  • Tanto los chicos como las chicas reciben las siguientes dos dosis entre 2 y 6 meses después de la primera.

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre las vacunas infantiles y asegúrese también de recibir usted todas las vacunas recomendadas.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.