Control del peso: Realidad y ficción - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Control del peso: Realidad y ficción

Saber la verdad acerca de la pérdida de peso puede ayudarle a distinguir lo que funciona de lo que no funciona. No se deje llevar por modas y dietas costosas como pastillas, hierbas medicinales y alimentos especiales. No hay magia oculta en la pérdida de peso. Si tiene preguntas acerca de la pérdida de peso, consulte con su proveedor de atención médica.Hombre obeso hablando con un proveedor de atención médica.

Ficción: “Cuanto antes pierda peso, mejor”.

Realidad: La pérdida rápida de peso suele ser debida a la pérdida de agua o de masa muscular. Lo que está intentando perder es el exceso de grasa. Intente perder de 1/2–2 libras por semana. De esta manera tendrá más probabilidades de perder grasa en vez de agua o masa muscular.

Ficción: “Saltarse comidas me ayudará a perder peso”.

Realidad: Si se salta comidas, su cuerpo no obtiene la energía que necesita para funcionar bien. El hambre aumentará la probabilidad de que más tarde coma demasiado. Es mejor dividir uniformemente las comidas a lo largo del día. Coma al menos 3 veces al día.

Ficción: Ficción: “Cuantas menos calorías coma, mejor”.

Realidad: Esto parece que debería ser verdad, pero no lo es. Al comer muy pocas calorías, el cuerpo empieza a comportarse como el de un náufrago en una isla desierta, es decir, disminuye el ritmo metabólico (la velocidad a la que quema calorías) para ahorrar energía. Por lo tanto, comer muy pocas calorías puede en realidad dificultar la pérdida de peso.

Ficción: “Bajo en grasa y sin grasa es bajo en calorías”.

Realidad: Todos los alimentos, incluso los que no tienen grasa, tienen calorías. Y si come demasiadas calorías aumentará de peso. Está bien comer una o dos galletas sin grasa. ¡Pero no coma un paquete!

Ficción: “No puedo empezar a hacer ejercicio hasta que haya perdido peso”.

Realidad: Cuanto antes empiece a hacer ejercicio, mejor. El ejercicio le ayudará a quemar calorías, tonificar los músculos y controlar el apetito. Las personas que continúan haciendo ejercicio después de perder peso tienen muchas más probabilidades de no volver a ganarlo.

Ficción: “Una vez que haya perdido peso, podré volver a llevar la misma vida que antes”.

Realidad: Adoptar de nuevo las viejas costumbres de comida y abandonar el ejercicio es una manera segura de volver a ganar el peso perdido. Los cambios en el estilo de vida que le ayudaron a perder peso también le pueden ayudar a evitar volver a ganarlo. Por eso es necesario hacer cambios y mantenerlos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.