Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Procedimiento de timpanostomía (tubos en el oído)

Durante la cirugía, el otorrinolaringólogo (especialista en enfermedades de los oídos, la nariz y la garganta) elimina el líquido del oído medio del niño y le coloca un pequeño tubo dentro del tímpano, para crear un diminuto túnel entre el conducto auditivo externo y el oído medio. Este túnel permite equilibrar la presión de aire en ambos lados del tímpano, e impide que se acumule líquido. En la mayoría de los casos pueden operarse los dos oídos en menos de 30 minutos; si se están tratando también problemas de adenoides, la operación podría tardar un poco más.

Realización de la incisión

Una vez que el niño esté dormido, se le limpiará el conducto auditivo externo y, con ayuda de un microscopio de operación e instrumentos quirúrgicos especiales, el otorrinolaringólogo realiza una pequeña incisión en el tímpano (timpanotomía).

Eliminación del líquido

Se inserta un instrumento hueco por la incisión del tímpano; aplicando succión suave, se aspira el líquido a través del instrumento. Es posible que envíen una muestra de líquido a un laboratorio, para determinar si se trata de una infección viral o bacteriana.

Image Implatación del tubo

Una vez eliminado el líquido, el otorrinolaringólogo inserta un pequeño tubo por la misma incisión del tímpano (timpanostomía). La forma del tubo ayuda a mantenerlo en su posición. Para obtener los mejores resultados, el otorrinolaringólogo escoge el tubo más adecuado para su hijo.

Justo después de la operación

Cuando termine la operación, trasladarán a su hijo al área de recuperación. Una vez que se haya despertado por completo, es probable que usted pueda llevárselo a casa.

Llame al pediatra si:

  • Hay sangrado copioso o persistente después de las primeras 48 horas.

  • Se drena un líquido pegajoso o descolorido después de las primeras 48 horas.

  • Su hijo sano tiene fiebre muy alta en los siguientes rangos:

    • Su hijo menor de 3 meses tiene temperatura rectal de 100.4 ºF (38 ºC) o más alta

    • Su hijo de  3 a 36 meses tiene temperatura rectal de 102 ºF (39 ºC) o más alta

    • Su hijo de cualquier edad tiene temperatura de 103 ºF (39.4 ºC) o más alta

  • Fiebre que dure más de 24 horas en un niño menor a 2 años o 3 días en un niño mayor a 2 años.

  • Su hijo ha tenido convulsiones causadas por la fiebre.

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.