Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tipos de cáncer de piel

El cáncer de piel es una enfermedad grave que puede afectar a cualquier persona. Es la forma más común de cáncer, y, si se detecta en sus primeras etapas, suele poder tratarse con resultados exitosos. Pero, en algunos casos, puede poner en riesgo la vida. Para no tener problemas, comience a hacerse chequeos de la piel todos los meses. Si ve algún cambio en su piel, hable con su médico de inmediato. A continuación, encontrará más información.

Imagen

Imagen

Imagen

El cáncer de células basales es la forma más común de cáncer de piel. Las lesiones suelen presentarse en la cara, las orejas, el cuello, el tronco o los brazos. Estas lesiones, que tienen diferentes colores, pueden ser mate, perladas, escamosas o tener la apariencia de una cicatriz. Puede que se trasluzcan pequeños vasos sanguíneos a través de la superficie de la lesión.

El melanoma es el tipo más peligroso de cáncer de piel. Los bordes de un melanoma suelen no estar bien definidos, y pueden tener una mezcla de colores. La forma y el tamaño de un melanoma tienden a ser diferentes de un lado y del otro.

La enfermedad de Paget es un tipo de cáncer de piel menos común. Las lesiones aparecen solo en uno de los senos, o pueden formarse en las axilas o los genitales. Esta enfermedad se ve como una erupción escamosa de color rojizo con bordes agudos. La erupción se ve como si fuera piel reseca, es firme al tacto y está levemente elevada. La erupción no se va.

El cáncer de células escamosas también es un tipo de cáncer de piel común. Las lesiones suelen formarse en el rostro (por lo general, en los labios), las orejas, el cuello, las manos o los brazos. Las lesiones son bultos firmes, de color rojizo, o crecimientos planos, escamosos, con costra.

La enfermedad de Bowen es una etapa temprana del cáncer de células escamosas. Las lesiones son crecimientos rojizos, escamosos, con costra, con bordes bien definidos.

Imagen

Un cambio en la piel previo al cáncer

La queratosis actínica no es cáncer de piel. Es un cambio común en la piel, en una etapa previa al cáncer, que puede volverse cáncer si se deja sin tratar por mucho tiempo. Las lesiones por queratosis actínica tienden a aparecer en las zonas del cuerpo expuestas al sol. Pueden ser del color de la piel o de un color marrón rojizo. Estas lesiones suelen ser elevadas, escamosas y ásperas, como el papel de lija. En algunos casos, las lesiones por queratosis actínica causan dolor. Un tratamiento temprano de la queratosis actínica casi siempre cura las lesiones. El tratamiento incluye congelarlas con nitrógeno líquido o aplicarle un medicamento recetado tópico. Puede que necesite una biopsia para que su proveedor de atención médica pueda saber si se trata de una queratosis actínica avanzada o una etapa temprana de cáncer de piel.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.