Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Enfermedad pulmonar intersticial: diagnóstico

La enfermedad intersticial pulmonar es un grupo de afecciones que incluyen inflamación y cicatrización alrededor de los sacos de aire diminutos (alvéolos) de los pulmones. Los cambios que se producen en estos dificultan la obtención de oxígeno. Generalmente la causa se desconoce. Esto se conoce como fibrosis pulmonar idiopática. Las causas conocidas son afecciones como la sarcoidosis y la artritis reumatoide, así como también inhalar ciertas sustancias como moho, hongos o asbestos. Algunos medicamentos y los tratamientos de radiación también pueden causar enfermedad intersticial pulmonar.

Para diagnosticar la enfermedad pulmonar intersticial, su proveedor de atención médica debe saber cómo son su trabajo, su estilo de vida y sus síntomas. Su proveedor auscultará (escuchará) sus pulmones y su corazón, y le examinará la nariz y la garganta. También es posible que le indique hacerse alguna prueba.

: Un espirómetro evalúa qué tan bien están funcionando sus pulmones. Una medición común es la cantidad de aire que usted saca o exhala y la velocidad a la que lo hace.

Sus antecedentes médicos

Es posible que le hagan algunas de estas preguntas:

  • ¿Siente que le falta el aire?

  • ¿Qué medicamentos toma?

  • ¿Ha respirado alguna sustancia dañina durante un período largo de tiempo? Por ejemplo, moho, químicos, o asbestos, sílice, metal o polvo de carbón?

  • ¿Fuma o usa drogas ilegales?

  • ¿Se ha hecho radioterapia? Por ejemplo, para tratar cáncer.

  • ¿Ha tenido alguna infección de los pulmones?

  • ¿Hay en su familia antecedentes de enfermedad pulmonar o trastornos del tejido conectivo?

Pruebas

Es posible que le indiquen hacerse análisis de sangre de rutina y una radiografía del pecho. Otras pruebas pueden incluir:

  • ECG (electrocardiografía). Esta prueba se usa para comprobar el ritmo de su corazón. Ayuda a ver si la enfermedad cardíaca es lo que hace que usted tenga problemas para respirar.

  • CT (tomografía computarizada). Esta prueba permite obtener una imagen detallada de sus pulmones.

  • Oxímetro de pulso. Esta prueba mide el nivel de oxígeno que hay en su sangre cuando está descansando y cuando hace actividad.

  • Prueba de ejercicio en cinta rodante. Esta prueba comprueba qué tan bien funcionan su corazón y sus pulmones cuando usted hace actividad.

  • Broncoscopia. Esta prueba permite a su médico mirar dentro de sus vías respiratorias con un tubo delgado que tiene luz, llamado broncoscopio. El médico le insertará el broncoscopio en la boca, bajará por la garganta y de allí pasará a los bronquios hasta entrar en sus pulmones. Es posible que también pase instrumentos especiales por el broncoscopio para extraer pequeñas muestras del tejido de sus pulmones. A esto se le llama biopsia. Estas muestras de tejido pueden ayudar a su proveedor a determinar si usted tiene o no enfermedad pulmonar intersticial.

  • Biopsia pulmonar quirúrgica. En esta prueba, se extraen muestras del tejido de sus pulmones a través de uno o más cortes que el médico le hará  en su pecho. Este método puede ser necesario si otras técnicas fallan o cuando es necesario tomar muestras de tejido más grandes.

Pruebas para medir el funcionamiento de los pulmones (PFT)

Las pruebas para medir el funcionamiento de los pulmones (PFT, por sus siglas en inglés) se pueden hacer en el consultorio de su proveedor de atención médica o en otro centro médico u hospital. Es posible que le hagan una prueba antes de que tome sus medicamentos y otra después de haberlos tomado. También puede ser que deba repetir las pruebas de tanto en tanto a lo largo de su tratamiento. Su médico podría indicarle lo siguiente:

  • Espirometría. Esta prueba mide qué tan bien funcionan sus pulmones. Una medición común es la cantidad de aire que usted expulsa o exhala y la velocidad a la que lo hace.

  • Medición de volumen pulmonar. Esta prueba mide cuánto aire usted inhala (inspira) y cuánto aire queda en sus pulmones después de que exhala (suelta el aire).

  • Prueba de difusión pulmonar. Esta prueba estima cuánto oxígeno se transporta desde los alvéolos (pequeños sacos de aire) de sus pulmones hasta su sangre.

  • Prueba de caminata de 6 minutos. Esta prueba mide la distancia total que usted puede caminar. También se verifican sus niveles de oxígeno.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.