El alcoholismo: mitos y realidad - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El alcoholismo: mitos y realidad

La mayoría de nosotros tenemos creencias falsas acerca del alcoholismo. Estas creencias ofuscan nuestra comprensión de las personas alcohólicas y nos impiden reconocer el alcoholismo cuando surge entre nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo. Olvidar estas creencias falsas y aprender cuál es la realidad nos permitirá reconocer el alcoholismo y saber lo qué podemos hacer para ayudar.Mujer sirviendo vino de una botella en un vaso grande; se ve una botella vacía en la mesa que se encuentra al lado.

Mito: Pero no siempre está borracha.

Realidad: Muy pocos alcohólicos lo están. Lo que cuenta es lo que ocurre cuando beben.

Mito: Pero su familia es tan buena gente.

Realidad: No hay ningún motivo por el que una persona alcohólica no tenga una buena familia. Muchos alcohólicos son capaces de cuidar de sus familias durante mucho tiempo.

Mito: Pero no parece para nada que sea alcohólica.

Realidad: No existe un “aspecto alcohólico.” En realidad, muchos alcohólicos procuran especialmente tener buen aspecto para “probar” que no son alcohólicos.

Mito: Pero si sólo bebe cerveza.

Realidad: El alcohol es siempre alcohol. Una cerveza tiene la misma cantidad de alcohol que una copa de whisky o un vaso de vino.

Mito: Pero es de muy buena familia.

Realidad: El alcoholismo puede darse en cualquier persona, independientemente de su procedencia social o nivel económico.

Mito: Nunca falta al trabajo, o sea que no puede ser un alcohólico.

Realidad: Muchos alcohólicos rara vez faltan al trabajo. Es posible que lleguen con resaca (guayabo, cruda) pero se las arreglan para ir.

Mito: Pero tiene un buen trabajo.

Realidad: La mayoría de los alcohólicos son gente responsable y con empleo. Muchos son profesionales y ejecutivos.

Mito: Pero nunca la veo beber.

Realidad: Los alcohólicos suelen beber a escondidas, especialmente de sus compañeros de trabajo y de sus jefes.

Mito: Es demasiado buena persona para ser alcohólica.

Realidad: Muchos alcohólicos son buenas personas. No existe una personalidad típica de los alcohólicos, aunque su comportamiento puede cambiar después de haber bebido.

Mito: Los alcohólicos son gente sin dignidad.

Realidad: La mayoría de los alcohólicos son gente respetable.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.