Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Rehabilitación cardíaca: Cómo seguir un programa de ejercicio

Una parte importante de los programas de rehabilitación cardíaca es el ejercicio. Hacer ejercicio con regularidad mejora la salud del corazón y de las arterias, aumenta la fortaleza física, reduce la presión arterial y el estrés, y ayuda a controlar el peso.

Un programa supervisadoHombre en una cinta rodante. Hay un proveedor de atención médica de pie junto a la cinta, supervisando el ejercicio que realiza el hombre.

Su programa de rehabilitación cardíaca puede empezar en el mismo hospital. Su médico y técnico de rehabilitación cardíaca le explicarán cómo funciona. Al principio, el objetivo es recuperar la fortaleza básica. Comenzará con ejercicios suaves, como caminar por el pasillo del hospital. Una vez que salga del hospital, es posible que deba continuar con un programa de ejercicio supervisado en un centro médico u otro tipo de instalación, donde le indicarán qué ejercicios debe hacer para aumentar la fortaleza física, la flexibilidad y la resistencia.

Continuar en casa

Es importante que no abandone el ejercicio una vez que haya completado el programa de rehabilitación supervisada. Siga haciendo ejercicio en el centro médico, en su casa o en un gimnasio. Si sigue regularmente un programa de ejercicio, disminuirá el riesgo de ataques cardíacos y cerebrales en el futuro, y además se sentirá y se verá mejor. Para que el ejercicio sea más divertido, invite a su familia y amigos a participar. El ejercicio es bueno para todos.

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico ayuda al corazón y otros músculos a usar mejor el oxígeno. Muchos programas de rehabilitación utilizan cintas rodantes como instrumento básico para el ejercicio aeróbico. Otros programas también utilizan bicicletas estacionarias y poleas y manivelas para los brazos. Le enseñarán cómo usar estos aparatos para aprovechar bien sus posibilidades. En muchos programas se monitoriza la presión arterial y la frecuencia cardíaca mientras hace ejercicio.

Señales de esfuerzo excesivo

Detenga el ejercicio y llame al médico si nota alguno de estos síntomas:

  • Dolor o molestias en el pecho

  • Sensación de ardor, pesadez o presión en el pecho.

  • Dolor inusitado en el brazo, hombros, cuello, mandíbula o espalda.

  • Dificultad para respirar

  • Latidos cardíacos muy rápidos o irregulares

  • Fatiga extrema (especialmente después del ejercicio)

  • Aturdimiento, mareo o náuseas

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.