Stents ureterales - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Stents ureterales

Un stent ureteral es un tubo plástico blando con agujeros. Se inserta temporalmente dentro de un uréter para ayudar a que la orina circule para llegar a la vejiga. Un extremo se ubica en el riñón y el otro entra en la vejiga. En cada extremo, hay un espiral que sostiene al stent (o endoprótesis) en su lugar. La endoprótesis no se ve desde el exterior del cuerpo y no debería interferir con su rutina normal. La colocación del stent estará a cargo de un urólogo (médico experto en las vías urinarias) u otro especialista. Este procedimiento se lleva a cabo en un hospital o centro quirúrgico. Es probable que pueda volver a su casa ese mismo día.

¿Cuándo se coloca un stent ureteral?

Se puede usar:

  • Para derivar un bloqueo en un riñón o uréter

  • Durante la extracción de cálculos renales

  • Para permitir que un uréter sane después de una cirugía

Corte transversal de riñón, uréter y vejiga con un stent colocado. El stent parte del riñón. La orina pasa por allí para salir del riñón. Además, permite que la orina evite el bloqueo del uréter. El stent llega hasta la vejiga. La orina pasa por éste y entra en la vejiga.

Antes del procedimiento

Su médico le dirá cómo prepararse para el procedimiento. Es posible que antes le tomen radiografías y le hagan otras pruebas de diagnóstico por imágenes de sus riñones y uréteres.

Durante el procedimiento

  • Usted recibirá medicamentos para evitar el dolor y ayudarle a relajarse o dormir durante el procedimiento. Una vez que hagan efecto, comenzará el procedimiento.

  • El médico insertará un cistoscopio (instrumento con luz) a través de la uretra hasta ingresar en la vejiga. Así podrá ver la abertura hacia el uréter.

  • Se guía un alambre fino cuidadosamente por el cistoscopio, subiendo por el uréter, hasta entrar en el riñón. El stent se introduce enhebrado en el alambre.

  • Se utiliza un fluoroscopio (máquina especial de rayos X) para ayudar a ubicar el stent. Cuando el stent llega a su lugar, se quitan el alambre y el cistoscopio.

Mientras tenga un stent

  • Es normal sentir algo de molestia. Ciertos movimientos pueden desencadenar dolor o sensación de necesidad de orinar. También es posible que sienta un dolor leve o presión antes o durante la micción. Estos síntomas desaparecerán pocos días después de que le quiten el stent.

  • Es posible que le receten medicamentos para controlar el dolor o los espasmos de la vejiga o para prevenir infecciones. Tómelos según las indicaciones.

  • Beba mucho líquido para ayudar a limpiar sus vías urinarias.

  • Su orina puede estar levemente rosa o roja a causa del sangrado por la irritación menor que provoca el stent. Esto puede presentarse de manera intermitente mientras usted tenga el stent.

  • Como sucede con cualquier dispositivo sintético que se coloca en el cuerpo, existe un riesgo de infección. Se deberá extraer el stent si se presenta esta situación. 

¿Por cuánto tiempo necesitará el stent?

Generalmente se quita después de tratar el bloqueo del uréter o una vez que sana el uréter. Esto puede demorar entre 1 y 2 semanas o más. Si el stent se necesita por más tiempo, es posible que haya que reemplazarlo cada varios meses.

Llame a su médico

Llame a su médico de inmediato si:

  • Su orina tiene coágulos de sangre o ve una cantidad grande de orina teñida de sangre. 

  • Tiene síntomas parecidos a los que tuvo antes de que le colocaran el stent. 

  • Tiene escapes de orina constantes.

  • Tiene fiebre de más de 100.4°F (38°C), escalofríos, náuseas o vómitos.

  • Su dolor no se calma con los medicamentos.

  • El extremo del stent sale por la uretra.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.