Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Resección transuretral de la próstata (“TURP”)

La resección transuretral de la próstata es un tipo de cirugía que se usa para tratar un agrandamiento benigno de la próstata, conocido también como HPB (hiperplasia prostática benigna). Este tratamiento quirúrgico elimina parte del tejido prostático para aliviar la presión sobre la uretra, lo cual ayuda a aliviar los síntomas. Este es el procedimiento quirúrgico más común para la HPB pero existen también otros procedimientos para aliviar los síntomas de HPB, como la incisión transuretral y la ablación transuretral con aguja, y es posible que su médico opte por uno de ellos en vez de la resección transuretral. Si le hacen uno de esos procedimientos, su médico podrá darle más información. Los preparativos y la experiencia de la cirugía serán similares a los de la resección transuretral.

Preparación para la cirugía

Su médico le dirá cómo prepararse para la operación. Por ejemplo, es posible que le pidan que deje de tomar ciertos medicamentos unos días antes del procedimiento. Si el procedimiento se va a hacer en el hospital, es posible que le ordenen que no coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior. Asegúrese de seguir todas las instrucciones especiales que le den.

Durante el procedimiento de resección transuretral de la próstata

  • Le administrarán un medicamento para el dolor (anestesia) para evitar que sienta dolor durante el procedimiento. Se la pueden administrar a través de una sonda intravenosa en su mano o su brazo. O el medicamento puede ser inyectado en un líquido cercano a su columna vertebral. Este medicamento probablemente no lo dormirá por completo, pero usted se sentirá somnoliento y sin dolor. En algunos casos se utiliza anestesia general, la cual lo mantendrá dormido durante toda la operación. El anestesiólogo o la enfermera anestesista hablará con usted sobre cuál medicamento para el dolor es mejor para usted.

  • El médico introduce un cistoscopio (un instrumento delgado) en la uretra para examinar la sección bloqueada. 

  • A continuación se introduce otro instrumento a través del cistoscopio para extraer el exceso de tejido prostático. Los trozos de tejido cortados se recogen en la vejiga y el médico los hace salir con líquido.

  • Estos trozos de tejido se envían al laboratorio para asegurarse de que no tengan cáncer. 

Riesgos y complicaciones posibles de los procedimientos prostáticos

  • Sangrado

  • Infección

  • Formación de tejido cicatricial en la uretra

  • Absorción de líquido durante el procedimiento (síndrome de resección transuretral de la uretra)

  • Disfunción eréctil (poco frecuente)

  • Incontinencia permanente (muy poco frecuente)

  • Eyaculación retrógrada

Eyaculación retrógrada

Después de algunos tratamientos quirúrgicos, el semen puede retroceder hacia la vejiga en vez de salir por el pene durante la eyaculación. Este efecto secundario se conoce como eyaculación retrógrada y puede resultar en una gran reducción o ausencia de semen al eyacular. Este problema no presenta peligros y tampoco altera la sensación del orgasmo. La eyaculación retrógrada también puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.