Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo tratar la epididimitis y la orquitis

Usted tiene inflamados el epidídimo (epididimitis ) y el testículo (orquitis), lo que probablemente, se deba a una infección. En muchos casos, estas dos afecciones se presentan junto con infecciones de las vías urinarias. El tratamiento incluye medicamentos para liberarse de la infección, así como también otros medicamentos y otros métodos que le ayudarán a aliviar los síntomas.

Un hombre sentado sobre una cama está sacando una pastilla de un frasco de medicamento.

Tratamientos posibles

  • Antibióticos. La epididimitis aguda suele tratarse con medicamentos que se toman por la boca, llamados antibióticos orales. También es posible que le den una inyección de antibióticos. Tome todos sus medicamentos hasta terminarlos, incluso aunque se sienta mejor.

  • Antiinflamatorios. Es posible que le receten algún medicamento para reducir la hinchazón y la sensibilidad.

  • Descanso. Lo más probable es que necesite descansar entre 3 y 4 días hasta que desaparezcan la hinchazón y la fiebre. Cuando pueda, recuéstese con una toalla doblada debajo del escroto para levantarlo apenas. Esto puede ayudarle a aliviar las molestias.

  • Soporte para el escroto. Si tiene los testículos hinchados, use un suspensorio (“jockstrap”, en inglés) o calzoncillos de tela elastizada (“spandex”). Esto puede ayudar a controlar el dolor y aliviar los síntomas.

  • Hielo y calor. Para aliviar la hinchazón, use una compresa de hielo envuelta en una toalla fina sobre el escroto. Cuando haya desaparecido la hinchazón, tome un baño de asiento caliente para aumentar el flujo de sangre en la zona.

Después del tratamiento

La inflamación desaparecerá con el tratamiento. Sin embargo, es posible que tenga sensación de dolor en los testículos por varias semanas o meses. Esto no significa que la infección haya vuelto. Es sólo que los testículos tardan en curarse. Sin embargo, si después del tratamiento siente un bulto en un testículo, vea a su médico. Cuando la inflamación haya desaparecido, puede volver a hacer actividad.

Si es una persona sexualmente activa, su pareja (o parejas) también deberá consultar a un proveedor de atención médica. Esto se recomienda porque, en ocasiones, las relaciones sexuales pueden propagar la infección que causa esta enfermedad.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.