Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Cómo tratar los cálculos biliares

La vesícula es un órgano que almacena la bilis, una sustancia que facilita la digestión. Se pueden formar depósitos en la bilis que, al agruparse, generan piedras duras que parecen guijarros. Es posible que estos cálculos biliares no causen ningún síntoma. En la mayoría de los casos, las personas con cálculos biliares no presentan síntomas. Sin embargo, en otros, irritan las paredes de la vesícula o pueden obstruir (bloquear) la circulación de la bilis que sale de este órgano. Si caen en el conducto biliar común, las piedras pueden obstruir la circulación de la bilis que ingresa en el intestino delgado. Esto puede dar lugar a ictericia (color amarillento en la piel), dolor o una infección grave. Los cálculos solo se tratan si usted presenta síntomas. Si necesita tratamiento, su médico analizará con usted las diferentes opciones de tratamiento. En la siguiente lista figuran los tratamientos más comunes.

Médico y paciente

Imagen de una familia

Medicamentos

Los medicamentos para disolver los cálculos biliares realmente no dan resultado. 

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es un procedimiento ambulatorio que requiere que el paciente esté profundamente sedado para extraer los cálculos. Utiliza un tubo delgado con video y radiografías para localizar los cálculos que obstruyen la circulación de la bilis. Luego, se quitan los cálculos. La CPRE se puede realizar sola o seguida de una cirugía para extraer la vesícula biliar.

Cirugía

Una colecistectomía es una operación para extraer la vesícula biliar y su contenido (cálculos biliares). En la actualidad, la mayoría de las colecistectomías se realizan con la técnica laparoscópica. Es decir, se realizan varias incisiones (cortes) muy pequeñas en el abdomen. La colecistectomía también se puede realizar por medio de una única incisión tradicional más grande. 

Prevenga síntomas futuros

Después del tratamiento, usted debe adoptar una dieta con contenido bajo de grasas que incluye carne de res magra, carne de ave magra y pescado. Evite los productos lácteos enteros y limite el consumo de aceites vegetales. Lea las etiquetas de los alimentos elaborados para asegurarse de que tengan un contenido bajo de grasa.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.