Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Etapas de las úlceras por presión: Para el personal del hospital

La evaluación de las úlceras por presión incluye su descripción y documentación, así como el seguimiento de su progreso. Los sistemas de estadificación o determinación de la etapa en que se encuentra la úlcera le servirán como guía en este proceso. Esta hoja presenta información general sobre la estadificación y el tratamiento de las úlceras por presión. Siga las recomendaciones específicas de su centro médico.

No se olvide de: Evaluar, Describir y Documentar

Lesión de tejido profundo (se sospecha)

La piel no está abierta pero está de color morado o granate y parece contusionada, o bien hay una ampolla llena de sangre. La zona se siente adolorida, blanda, caliente o fría al tacto. La causa del cambio en la piel es una presión y/o cortada que lesiona el tejido blando debajo de la piel. El cambio en la piel podría sanar o bien empeorar a una etapa más avanzada de úlcera por presión.

Objetivo:  Determinar el grado de la lesión, promover el aporte de sangre a la zona y prevenir el deterioro adicional de la piel.

  • Redistribuir la presión.

  • Evitar las cortadas, la fricción y la acumulación de humedad.

  • Reevaluar al paciente.

  • Controlar el dolor de la úlcera.

  • Evaluar si hay infección.

  • Hablar sobre la úlcera de presión con el médico.

Primera etapa

La piel no está rota, pero está enrojecida y no blanquea (al aplicar presión). Nota: Puede ser difícil determinar si hay blanqueo en las pieles de tono más oscuro. El área afectada puede ser de color distinto al de la piel que la rodea.

Objetivo: Evitar que la úlcera empeore y promover el aporte de sangre a la zona.

  • Poner en práctica un plan de tratamiento para la lesión (sospechada) al tejido profundo.

  • Limpiar y humedecer ligeramente la piel. Nota: No masajear nunca la zona afectada, ya que esto puede causar más daño a los tejidos.

  • Aplicar un apósito protector, si se lo indican.

Segunda etapa

Ha habido pérdida parcial del espesor de la piel y el lecho de la herida es de color rojo-rosado. No hay escara (tejido muerto) pero puede ser visible una ampolla (rota o intacta) llena de suero.

Objetivo: Prevenir la lesión del espesor completo de la piel y continuar promoviendo la cicatrización.

  • Poner en práctica el plan de tratamiento para las etapas previas.

  • Aplicar un apósito para mantener la herida humedecida y promover la curación.

  • Proteger la piel frágil del contacto con los adhesivos.

  • Reevaluar la nutrición.

Tercera etapa

Ha habido pérdida de piel en todo su espesor. Es posible que haya escara (tejido muerto). La grasa subcutánea puede resultar visible, pero el hueso, el tendón y el músculo no se ven. También puede haber socavación o tunelación del tejido subcutáneo.

Objetivo: Mantener el lecho de la herida limpio y humedecido para prevenir la infección y promover el crecimiento de tejido nuevo (granulación).

  • Poner en práctica los planes de tratamiento para las etapas previas.

  • Eliminar el tejido muerto (desbridamiento) si resulta necesario.

  • Absorber la supuración.

  • Llenar la cavidad de la úlcera con el apósito adecuado.

  • Evaluar la necesidad de consultación nutricional.

Cuarta etapa

Ha habido pérdida de piel en todo su espesor. El hueso, tendón o músculo resultan visibles. Puede haber escara (tejido muerto) pero se ve la base de la herida. Suele haber socavación y tunelación del tejido subcutáneo.

Objetivo: Reducir la supuración, eliminar el tejido muerto y establecer un entorno favorable para promover el crecimiento de tejido nuevo.

  • Poner en práctica los planes de tratamiento para las etapas previas.

  • Hablar con el médico, si fuera necesario.

  • Comprobar hasta qué punto está afectado el hueso.

  • Tratar la infección con antibióticos si están indicados.

  • Hablar con el médico para determinar si se necesita cirugía.

Etapa indeterminada

Ha habido pérdida de piel en todo su espesor. La base de la herida está cubierta de escara. La profundidad de la herida no puede determinarse debido a la escara.

Objetivo: Determinar la etapa, proporcionar un entorno húmedo y prevenir el deterioro adicional.

  • Desbridar la herida. No desbridar el talón a menos que haya señales de infección.

  • Reevaluar la etapa de la úlcera una vez que la base resulte visible.

  • Controlar el dolor de la úlcera.

  • Evaluar si hay infección.

  • Hablar con el médico sobre la úlcera por presión.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.