Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para las niñas: Acerca de las toallitas sanitarias y los tampones

Tipos de toallitas sanitarias y tampones.

Cuando tienes tu período, las toallitas y los tampones absorben el flujo y protegen tu ropa para que no se manche. Vienen en muchos estilos diferentes y algunos absorben más que otros. Para saber cómo usarlos, lee las instrucciones que figuran en el envase y pregúntale a una persona adulta.

¿Toallitas o tampones?

¿Cómo eliges entre toallitas y tampones? Prueba cada uno y, luego, decide cuál te gusta más. Depende de ti. Ten en cuenta que puedes comprar las dos cosas. Muchas niñas lo hacen. Así, siempre podrás elegir. Puedes usar una toallita sanitaria o un tampón según:

  • Cómo te sientas.

  • Lo que vayas a hacer (por ejemplo, bailar, nadar o correr).

  • Lo que usarás (por ejemplo, una malla de danza, un traje de baño o pantalones deportivos).

¿Quieres probar los tampones?

Si crees que te gustaría probar los tampones, comienza usando tampones delgados, más pequeños. Puedes elegir uno que tenga un aplicador curvo en el extremo, porque esos pueden ser más fáciles de insertar. Quizás sea mejor que estés en casa cuando vayas a colocarte el primer tampón. Elige un momento en el que no estés apurada. Recuerda relajarte.

¡Alerta de seguridad!

Si no tienes flujo, goteo o manchas, puede que resulte tentador dejar el tampón todo el día, pero no es una buena idea, ya que puede provocar problemas de salud y algunos son muy serios. Asegúrate de sacar el último tampón que uses con cada período.

Acerca de las toallitas

La mayoría de las toallitas tienen una cinta adhesiva que se adhiere a la ropa interior. Las toallitas están hechas de material suave y recubiertas con plástico para ayudar a prevenir los desbordes (goteos o manchas). Las toallitas pueden tener forma de rectángulo o de óvalo. Pueden ser delgadas o gruesas. Algunas vienen envueltas de manera individual para que puedas llevarlas fácilmente en tu bolso o tu mochila, o guardarla en tu vestidor. Si la toallita no viene envuelta, puedes colocarla en una bolsa para mantenerla limpia.

Acerca de los tampones

Los tampones se usan dentro de la vagina. Algunos traen un tubo de plástico o cartón para que te sea más fácil insertarlos. No te preocupes: el tampón no se perderá dentro de tu cuerpo. Una vez que está adentro, los músculos de tu vagina lo sostendrán en ese lugar de manera segura. Cada tampón trae un hilo para que te sea más fácil quitarlo después.

Cámbiate cada unas pocas horas

Cámbiate la toallita o el tampón cada entre dos y cuatro horas, o con más frecuencia si es necesario. Así, evitarás mancharte y tener olor desagradable. Siempre envuelve una toallita usada (puedes usar papel higiénico) y deséchala en la basura. ¡Nunca arrojes una toallita en el inodoro! Algunos tampones y sus tubos sí pueden desecharse en el inodoro. Lee las instrucciones en el envase.

¿Qué sucede por la noche?

Puede que por la noche, tu flujo sea más abundante o menor que en el día. Puedes usar una toallita sanitaria, un tampón o ambas cosas. Si bien es conveniente cambiar los tampones cada dos a cuatro horas, no hay problemas en dejarlos colocados por hasta ocho horas. Usa lo que te resulte más cómodo.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.