Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Para los adolescentes: Lo que debes saber acerca de la clamidia

La clamidia es una enfermedad que se transmite por contacto sexual. Es muy común entre los adultos y resulta fácil de tratar, pero es necesario recibir tratamiento médico y tomar los medicamentos necesarios.

La clamidia puede no manifestar síntomas

  • La mayoría de las personas que tienen clamidia no manifiestan síntomas al principio y ni siquiera saben que la tienen. Es posible que lo descubran más adelante al no poder tener hijos.

  • Algunas personas tienen síntomas como segregación de fluido o supuración del pene o de la vagina, escozor al orinar y dolor en los órganos genitales.

  • En las mujeres, la clamidia puede producir sangrado en medio del ciclo menstrual. La infección puede extenderse y causar dolor. También puede producir esterilidad (incapacidad de tener hijos).

  • En los hombres, la clamidia puede provocar escozor en la cabeza del pene e inflamación de los testículos.

  • Los niños nacidos de mujeres que tienen la enfermedad también pueden enfermarse y sufrir daños en los pulmones y en los ojos.

Protéjase de la clamidia

La mejor manera de protegerse es no tener relaciones sexuales. Si las tienes, asegúrate de que tu pareja no tenga clamidia. Para ello, la mejor manera es un examen médico. Si no sabes si tú o tu pareja tienen la enfermedad, usa un condón. Es importante mantenerse sobrio, ya que el abuso del alcohol y las drogas puede hacerte perder el control, y en ese estado es más probable que tengas relaciones sexuales sin condón.

Usa los condones correctamente

El uso correcto del condón previene la transmisión de la clamidia. Si usas un lubricante, asegúrate de que sea acuoso (a base de agua). Astroglide y K-Y son lubricantes acuosos. No uses vaselina, aceites ni crema para las manos, ya que pueden provocar la rotura del condón.

Usa siempre un condón

  • Usa siempre un nuevo condón cada vez que tengas relaciones sexuales, bien sea de tipo vaginal, oral o anal.

  • Los condones de látex, tanto masculinos como femeninos, proporcionan protección adecuada.

  • Mantén los condones a mano y guárdalos en un lugar fresco. No los guardes en la cartera ni en el auto.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.