El cuidado de los pies de su hijo - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El cuidado de los pies de su hijo

El médico le examinará los pies y los tobillos a su hijo para asegurarse de que los huesos están creciendo bien y de que el niño está caminando correctamente. Esto ayuda a evitar que surjan ciertos problemas del pie más adelante. Y aunque surja un problema, es posible intervenir temprano, cuando es más fácil de tratar.

Cuando se requiere cuidado de los pies

Durante el examen de los pies, el médico observará cómo camina su niño. Si hay algún problema con la marcha, el médico trata de encontrar su causa.

  • Solamente el 10% de los niños continúan teniendo pie plano en la adultez.

  • En la mayoría de los casos, los pies planos no requieren tratamiento a menos que se presente dolor o disminución de la movilidad.

  • Para tratar un caso grave de pie plano, podrían recetarse unos zapatos especiales u ortosis (plantillas hechas a la medida).

  • Si el niño camina con los pies ligeramente hacia adentro, normalmente se corregirá solo sin intervención.

  • Si los pies del niño se desvían mucho hacia adentro o hacia afuera, tal vez le receten zapatos ortopédicos, férulas o tobilleras nocturnas, aunque es infrecuente que esto sea necesario. Estos dispositivos pueden ayudar a corregir la posición del pie a medida que crece.

Radiografía que muestra el lado y la parte superior de un pie

Los pies activos de su hijo

La estructura ósea de los pies está ya prácticamente formada para el momento en que el niño cumple 7 u 8 años de edad. Pero si se lesiona una placa de crecimiento (la zona en que comienza a crecer el hueso), se podría impedir el crecimiento normal del hueso. Con los cuidados del médico, sin embargo, pueden reducirse los riesgos de problemas óseos en el futuro.

Cuándo debe llamar al médico

Si la lesión es leve, probablemente su hijo no la recuerde por mucho tiempo. Pero si se queja continuamente de dolor, haga que el médico le revise la lesión. Además, llame al médico si la lesión causa hinchazón grave, sensibilidad localizada, cojera o dolores nocturnos continuos.

Imagen de un niño sentado en una silla con un yeso. Una de sus piernas descansa sobre una butaca otomana. Se ve un par de muletas a un lado.

Tratamiento de una lesión

Si se daña un hueso o una placa de crecimiento, quizás su hijo tenga que usar muletas para no poner peso en la lesión mientras se recupera. Si se trata de una fractura, podría requerirse un yeso, una férula o un aparato ortopédico para mantener el hueso en su posición mientras se suelda.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.