Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento de callos y callosidades

Si sus callos o callosidades son pequeños, tal vez sea suficiente con que reduzca la fricción usando otros zapatos, parches de piel de topo o almohadillas blandas. En casos más graves, el tratamiento del tejido acumulado puede requerir el cuidado de su médico. A veces se recetan ortosis (plantillas hechas a la medida) para disminuir la fricción y la presión.

Proveedor de atención médica que recorta un callo en la parte inferior del pie de un paciente. Pie calzado con órtesis que puede verse dentro del zapato. Dos proveedores de atención médica que visten ambos quirúrgicos, barbijos y guantes llevan a cabo una cirugía de pie.

Cambie de zapatos

Si tiene callos en la parte superior del pie, su médico podría sugerirle que se ponga zapatos más amplios en la zona de los dedos. De esta forma, es menos probable que las articulaciones dobladas se compriman en la puntera del zapato. Si sus callos aparecen en la planta del pie, el uso de una plantilla acojinada, soportes de arco o un estabilizador de talón puede aliviar la fricción.

Visite a su médico

En algunos casos, su médico podría cortar las capas exteriores de la piel del callo. Si tiene un callo doloroso, podrían inyectarle medicamentos debajo del tejido engrosado.

Póngase las ortosis

Las ortosis, que están hechas a la medida para satisfacer las necesidades específicas de sus pies, acolchonan los callos y aligeran la presión en las áreas problemáticas. Si se usan según las indicaciones, las ortosis pueden limitar los problemas existentes y evitar que se formen nuevos callos.

Si se requiere una cirugía

Si hay un hueso o articulación fuera de su lugar, ciertas partes de su pie podrían estar absorbiendo demasiada presión. El exceso de presión puede originar callos graves. En tales casos, la cirugía suele ser la mejor manera de corregir el problema.

Procedimientos ambulatorios

En la mayoría de los casos, la cirugía para mejorar la posición del hueso es un procedimiento ambulatorio. Su médico podría afeitar o cortar el exceso de hueso; a veces se recortan también los tendones o los ligamentos, para aliviar la tensión en el hueso o la articulación. Su médico hablará con usted sobre el procedimiento que más convenga en su caso.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.