Ojo seco - Fairview Health Services
 
Print

Doctors and providers who treat this condition

  

¿Qué es el ojo seco?

¿Siente ardor, punzadas o una sensación arenosa en los ojos? Para funcionar sin molestias, los ojos necesitan estar lubricados, o bañados, con lágrimas. Normalmente hay una capa de lágrimas en la superficie de los ojos; pero si sus ojos no producen suficientes lágrimas, la superficie se irrita. Este problema recibe el nombre de “ojo seco”.

Vista frontal de ojo y nariz en donde se ven las glándulas arriba del ojo y en el párpado, y el conducto lagrimal en la nariz. Las glándulas de los párpados producen lágrimas lubricantes que mantienen la humedad del ojo. Los canales de drenaje van desde el ojo hasta el conducto lagrimal para permitir que las lágrimas corran por el ojo y entren en los pasajes de la nariz. Las glándulas que se encuentran sobre los párpados producen lágrimas de reflejo. Los puntos lagrimales son pequeños orificios ubicados en la esquina interior de los párpados inferior y superior. Los puntos lagrimales actúan como drenajes: conectan los párpados superior e inferior con los canales de drenaje.

No hay suficientes lágrimas lubricantes

Cuando usted llora, sus ojos producen lágrimas reflejas. Cada vez que parpadea, otro tipo de lágrimas (llamadas lágrimas lubricantes) se esparcen por la superficie de los ojos, para mantenerlos húmedos y sin molestias. Usted no se da cuenta de que tiene estas lágrimas porque permanecen en la superficie de los ojos; pero sin ellas, los ojos se secan, produciéndole ardor, picor o una sensación arenosa. También pueden aguársele, pero esto no alivia la resequedad porque los ojos lloran lágrimas reflejas y no lubricantes.

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

  • La edad

  • La calefacción y el aire acondicionado

  • El viento, el humo o el clima seco

  • Alergias como la fiebre del heno

  • Ciertos medicamentos

  • Problemas en los párpados, lesiones en el ojo o enfermedades como la artritis reumatoidea

Cómo fluyen las lágrimas lubricantes

Las lágrimas lubricantes fluyen desde unas glándulas situadas en el párpado superior y se dispersan sobre la superficie del ojo. Desde el ojo, las lágrimas se drenan en canales que desembocan en la nariz.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.