Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Primeros auxilios: ataques repentinos o convulsiones

Un ataque es el resultado de una descarga repentina de impulsos eléctricos anormales al cerebro. Los síntomas pueden variar desde una desorientación menor a espasmos musculares incontrolables (convulsión). En muchos casos, la víctima pierde la conciencia. Una convulsión puede ser causada por una fiebre alta, heridas de la cabeza, una reacción a drogas o afecciones tales como la epilepsia.

1. Proteja la cabeza:

  • Proteja la cabeza y ubique a la víctima de lado para prevenir el ahogo.Ayude a la víctima a recostarse en el suelo si comienza a perder el control de los músculos. Acueste a la persona de lado para prevenir ahogos.

  • Proteja la cabeza de la víctima colocando debajo algo blando, como paños de tela doblados, y retirando los objetos alrededor.

  • NO cause más heridas tratando de confinar a la persona o colocando cualquier objeto en la boca.

2.  Resguarde la dignidad:

  • Tranquilice a la víctima a medida que finaliza la convulsión.Evite la aglomeración de curiosos.

  • Tranquilice a la víctima ya que puede estar confundida, somnolienta o sentirse hostil una vez que el ataque haya cesado.

  • Cubra a la persona o proporcione ropa seca si los espasmos musculares han causado pérdida de control de la vejiga.

3. Determine si hay heridas:

  • Asegúrese de que el estado mental de la víctima se haya normalizado. Una forma de asegurarse es preguntándole a la victima su nombre, el año actual y dónde se encuentra.

  • Se pueden producir lesiones en la cabeza, boca o cuerpo. 

4. Llame al 911:

  • Si el ataque dura más de cinco minutos

  • Si ocurre un segundo ataque

  • Si la víctima permanece inconsciente

  • Si la víctima está embarazada

  • Si la víctima no tiene un historial de ataques

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.