Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Radioterapia para tratar un tumor cerebral

La radioterapia se hace con la finalidad de retardar el crecimiento del tumor o ayudar a controlarlo. Mediante el uso de rayos X, esta terapia indolora destruye las células del tumor. Se usa sola o en combinación con otros tipos de tratamiento. Hay dos tipos de radioterapia que el médico podría elegir para usted: la radioterapia tradicional o la radiocirugía estereotáxica.

Radioterapia tradicional

Hay dos clases principales de radioterapia tradicional: focal y de cerebro completo. Aunque el tratamiento se administra de la misma manera, estos dos tipos de terapia tienen distintos riesgos y efectos secundarios. Con cualquiera de estas dos terapias, usted tendrá una experiencia parecida a la siguiente:

  • Tal vez le pongan una máscara en la cara para impedir que usted mueva la cabeza.

  • Podrían hacerle unas pequeñas marcas en la cabeza para enfocar los rayos X en esos puntos.

  • Un aparato grande transmite rayos X desde varias direcciones.

  • Le darán el tratamiento en una serie de sesiones, como por ejemplo 5 días por semana durante 4–7 semanas.

Radioterapia focal

Los rayos X son dirigidos al tumor y al área que lo rodea.

Efectos secundarios y riesgos a corto plazo: hinchazón del cerebro, cansancio, náuseas, dolor de cabeza, convulsiones, caída del pelo, pérdida del oído y cambios en la piel del área tratada.

Efectos secundarios y riesgos a largo plazo: pérdida de la memoria, dificultades para pensar, pérdida permanente del pelo, cambios hormonales y necrosis (muerte del tejido cercano al tumor).

Radioterapia del cerebro completo

En este tratamiento, que suele utilizarse para tratar varios tumores a la vez, se aplica radiación a todo el cerebro.

Efectos secundarios y riesgos a corto y largo plazo: iguales que los de la radiación focal, pero pueden ser más fuertes porque la radiación se aplica a todo el cerebro.

Radiocirugía estereotáxica

En la radiocirugía, se aplica una única dosis de radiación de alta intensidad. Ya que esta terapia es muy enfocada, el tejido normal alrededor del tumor recibe poca o ninguna radiación.

  • Le pondrán un marco en la cabeza para fijarla en la posición correcta.

  • Se hace un mapa de la ubicación del tumor mediante tomografías computarizadas (TAC) o exploraciones por resonancia magnética. A veces se realizan ambas técnicas.

  • La información obtenida del marco y las exploraciones se introduce en una computadora, que planifica los puntos en que se enfocará la radiación.

  • Un aparato transmite la radiación al tumor. Dos de los aparatos que se utilizan más comúnmente son el bisturí gamma (“gamma knife”) y el acelerador lineal.

  • Tendrá que permanecer acostado e inmóvil a lo largo del trazado del mapa y del tratamiento. Es posible que le den medicamentos para ayudarle a relajarse.

Efectos secundarios y riesgos a corto plazo: convulsiones, infección, hemorragia, náuseas, vómitos, mareos, dolores de cabeza y caída temporal del pelo.

Riesgo a largo plazo: necrosis (muerte del tejido cercano al tumor).

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.