Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Problemas físicos después de una lesión cerebral

 

Una lesión en el cerebro puede afectar otras partes del cuerpo. Como consecuencia de ello, a los pacientes les podría resultar difícil o imposible controlar su cuerpo. Pueden tener debilidad, tensión o tics en los músculos; algunos pacientes tendrán también daños físicos producidos junto con la lesión cerebral. Mujer recostada en una camilla. Se ve un proveedor de atención médica doblándole la pierna.

Mejora de la postura y la movilidad

Los fisioterapeutas ayudan a los pacientes a recuperar la movilidad y las fuerzas. La mejora de la postura y los ejercicios de amplitud de movimiento aumentan la movilidad y además preparan a los pacientes para el desempeño de tareas. Por ejemplo, un paciente que hace ejercicios para levantar un brazo por encima de la cabeza podría llegar a vestirse con más facilidad.

Usted puede ayudar

  • Muestre interés. Pregúntele al fisioterapeuta en qué puede ayudar.

  • Recuerde a la persona que adopte una buena postura.

  • Si hay un brazo o pierna afectados, asegúrese de que estén sostenidos en la posición correcta.

Alivio de los problemas de deglución

Si a una persona le cuesta tragar, un terapeuta del habla puede ayudarle a controlar mejor los músculos de la cara, la boca y la garganta. El paciente puede aprender también a voltear la cabeza o ponerla en una posición que le permita tragar con mayor facilidad y seguridad.

Usted puede ayudar

  • Consulte con un miembro del equipo antes de traer comida o bebidas. Si la persona tiene un problema de deglución, tal vez tenga que seguir una dieta especial.

  • Limite las distracciones durante las comidas.

Alivio de músculos y articulaciones

Los daños cerebrales pueden causar la contracción involuntaria de los músculos o tendones (contracturas). A veces, una lesión causa espasmos que sacuden o tuercen los músculos afectados (espasticidad). Estos problemas pueden mejorar con ejercicios de estiramiento o amplitud de movimiento. A veces la articulación se cubre con un yeso o una férula para mantenerla en la posición correcta; con el tiempo, esto puede ayudar a relajar el músculo. En ocasiones hay que operar el tejido contraído para relajarlo.

Usted puede ayudar

  • Encárguese de que su ser querido haga los ejercicios o estiramientos diarios que le hayan ordenado.

  • Asegúrese de que la persona se ponga la férula cuando sea necesario.

Control de las convulsiones

Si al cerebro le llegan demasiadas señales, puede producirse una convulsión. Estos ataques se pueden controlar con medicamentos.

Usted puede ayudar

Si su ser querido tiene una convulsión:

  • Ayude a la persona a colocarse en una posición segura; debe impedirse que se caiga o se golpee la cabeza.

  • No lo restrinja ni le introduzca nada en la boca.

  • Informe a un miembro del equipo médico.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.