Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Después de la cirugía de la tiroides

Debería poder regresar a su vida normal al cabo de unas pocas semanas. Su médico vigilará su recuperación para asegurarse de que está sanando correctamente y de que su problema tiroideo está bajo control.

Proveedora de atención médica que examina el cuello de una mujer.

Mientras se está recuperando

Su cirujano puede pedirle que no humedezca la zona de la herida por algunos días después de la cirugía. Evite realizar actividad física fuerte por alguna semanas y no regrese al trabajo hasta que su médico lo autorice. En alrededor de una semana, deberá visitar al cirujano u otro proveedor de atención médica para que le revisen la herida. Si todavía tiene clips o puntos, puede que se los quiten en esa visita. Es posible que su herida esté enrojecida y elevada en un principio, pero irá aplanándose y mejorará al cabo de unos seis meses. Después de la cirugía, quizás necesite tomar pastillas con hormona tiroidea para sustituir la hormona que solía producir su glándula tiroidea. Su médico ajustará la dosis de esta hormona hasta que sea la correcta para usted.

Volver a sentirse bien

Una vez que se sienta mejor, los cuidados adecuados pueden hacer que siga sintiéndose bien. Si le dieron hormona tiroidea u otros medicamentos, tome sus pastillas regularmente para ayudar a mantener su hormona tiroidea en los niveles correctos y a que su cuerpo funcione con normalidad. Consulte a su médico según le hayan indicado para hacerse análisis de sangre con regularidad. Estos análisis permiten confirmar que las pastillas de hormonas o los medicamentos que toma siguen teniendo la dosis correcta para usted. Si ha hecho algún tratamiento para el cáncer, los exámenes regulares pueden ayudar a detectar pronto si regresa. Más allá de cuál sea su causa, los problemas tiroideos no tienen por qué impedirle sentirse bien y hacer lo que le gusta.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Inflamación en el lugar de la herida.

  • Sangrado en el lugar de la herida.

  • Calor, enrojecimiento o sensibilidad en la zona de la herida (signos de infección).

  • Fiebre superior a 101ºF (38.3ºC) por 24 a 48 horas a pesar de tomar medicamentos como el acetaminofén para bajarla. 

  • Dolor de garganta que continúa después de tres semanas.

  • Cosquilleo o calambres en las manos, los pies o los labios (signos de que hay un problema con las glándulas paratiroides).

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.