Print

Doctors and providers who treat this condition

  

El diagnóstico de un aneurisma cerebral

Es frecuente que el primer síntoma de un aneurisma cerebral sea un dolor de cabeza repentino y muy fuerte. Muchos pacientes lo describen como el peor dolor de cabeza de sus vidas. Se realizan un examen físico y una historia clínica para ayudar a identificar el problema. Si se sospecha que puede haber un aneurisma cerebral, existen pruebas especiales que pueden confirmarlo. Los resultados de las pruebas pueden ayudarle a su equipo de atención médica a planificar su tratamiento.

 Un médico y una paciente

Una tomografía computarizada

Una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) es una prueba rápida e indolora que crea una imagen de su cerebro. Muestra si se derramó algo de sangre alrededor o dentro de su cerebro. En algunos casos, se puede realizar una angiografía. Esta prueba produce una imagen mejorada que puede mostrar un aneurisma cerebral. Durante el estudio, se inyecta un líquido de contraste en su vena que viaja hasta las arterias de su cerebro. Luego se hace una tomografía computarizada para ubicar la hemorragia (sangrado) y otros problemas.

Una punción espinal

Alrededor y dentro de su cerebro circula líquido cefaloraquídeo (CSF, por sus siglas en inglés). Y también circula alrededor de su médula espinal. Una punción espinal, también conocida como punción lumbar, se puede realizar para verificar si se filtró sangre en su líquido cefaloraquídeo. Su proveedor de atención médica dormirá la parte baja de su espalda con anestesia local (medicamento para evitar el dolor). Luego insertará una aguja en su columna lumbar. Se extraerá líquido con la aguja y se examinará para descartar otros problemas, por ejemplo, infección.

Arteriograma de un aneurisma

Un arteriograma

Un arteriograma revela el tamaño, la forma y la ubicación de un aneurisma. También puede mostrar si existen espasmos vasculares, que se pueden producir después de la ruptura de un aneurisma. En consecuencia, se limita la circulación normal de sangre a su cerebro. Para este procedimiento, usted recibirá un medicamento local para evitar el dolor. Luego, su médico guiará un tubo delgado (catéter) por sus arterias, desde su entrepierna a su cuello. Se liberará un líquido de contraste que viajará a su cerebro. Se tomarán radiografías que muestran sus arterias y si hay aneurismas. Esta prueba implica algunos riesgos. Su médico se los explicará antes de la prueba. Si existe un espasmo, se pueden usar tratamientos para limitar sus efectos.

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.