Print

Doctors and providers who treat this condition

  

Tratamiento del cáncer de vejiga: Resección transuretral

Durante su evaluación, el médico realizará una cistoscopia para ver dentro de la vejiga. Un pequeño telescopio con una cámara adherida se utiliza para pasar a través de la uretra y en la vejiga. Si se trata de un cáncer en una fase temprana (superficial) y de crecimiento lento (grado bajo), es posible que pueda ser extirpado mediante la cistoscopia. La extirpación de un tumor durante una cistoscopia se denomina resección transuretral. En la mayoría de los casos, el tejido extirpado durante esta operación puede ser estudiado para determinar si se requiere otro tratamiento.

Paciente acostada sobre una camilla con las piernas sobre los estribos. Un proveedor de atención médica le está dando anestesia con una mascarilla facial. Otro proveedor de atención médica está sentado entre las piernas de la paciente con un cistoscopio. Primer plano de un corte transversal de una vejiga y una uretra en donde se ve un cistoscopio insertado a través de la uretra que entra en la vejiga. Un instrumento en el cistoscopio está extirpando un tumor de la pared de la vejiga.

Extirpación de un tumor

La resección transuretral es por lo general una operación ambulatoria. Si el tumor es grande, es posible que le hagan permanecer en el hospital por una noche. Se le administrará anestesia para que no sienta dolor durante la operación. La anestesia local afecta solamente la parte baja del cuerpo. Si se le administra anestesia general, estará completamente dormido.

Descripción de la operación

A través de la uretra se insertará en la vejiga un cistoscopio que contiene un instrumento cortante. Se examinará la vejiga y, si se encuentra algún tumor, se extirpará si es posible. Probablemente se hará una biopsia tanto del tumor como del tejido de apariencia normal, para lo cual se buscan células cancerosas analizando en un microscopio las muestras tomadas. Esto se hace para descartar el cáncer de buscar y ver hasta qué punto se ha convertido en la pared de la vejiga. En algunos casos se utiliza láser para quemar tumores y, como este procedimiento destruye el tejido, no es posible hacer una biopsia. 

Después de la operación

Después de la operación, es posible que se le coloque un catéter (un tubo flexible) para drenar la vejiga por unos días. Los tumores de la vejiga pueden volver a desarrollarse. Para asegurarse de que todas las células cancerosas han sido destruidas, es posible que tras la resección transuretral se lleven a cabo otros tratamientos, tales como terapia intravesical. En ésta se utilizan medicamentos especiales que se colocan en la vejiga para destruir las células cancerosas.

 

Riesgos y posibles complicaciones

  • Hemorragia

  • Infección

  • Perforación de la vejiga

 

 

 

 
 Visit Other Fairview Sites 
 
 
(c) 2012 Fairview Health Services. All rights reserved.